Si hoy estuvieras en Italia -especialmente a Turín-, y ves que gran parte de sus habitantes anda con la mano arriba y abierta, mostrando sus cinco dedos con orgullo, no te confundas: nadie te está saludando. El fenómeno en realidad es una celebración, el festejo del quinto scudetto consecutivo de la Juventus en la Serie A, quizás el título más espectacular logrado en sus 119 años de historia. O hi5toria, como la llaman desde ayer.

La Vecchia Signora -sí, el sobrenombre de la Juventus es la Vieja Señora- tiene ahora 34 estrellas en su firmamento y entre ellas hay algunas verdaderamente increíbles. Cuéntese la temporada invicta 2010-2011 o la 2012-2013 en que superaron los 100 puntos. ¿Qué hace entonces esta corona tan especial? Que la Juventus pintó una de las remontadas más sorprendentes del fútbol italiano.

Juventus

El inicio del torneo fue infernal. La Juventus perdió sus dos partidos inaugurales por primera vez desde 1912, cuatro de sus primeros diez (no ocurría desde 1969), y a fines de octubre de 2015 marchaba en el puesto 12 a 11 puntos del líder Roma. Sin juego, sin el técnico Antonio Comte, sin Carlos Tévez, Andrea Pirlo y Arturo Vidal, figuras de los cuatros títulos anteriores, el prestigioso diario deportivo “La Gazzetta dello Sport se arriesgó a condenarlos con el titular “Ciao, Scudetto“.

Pero antes de que se acabara el mes, en la noche de Halloween y en el clásico local ante el Torino, Juventus deshizo el hechizo: ganó el partido con un gol de Juan Cuadrado en el último minuto e inició una carrera imparable que incluyó 15 triunfos consecutivos (récord en Italia) y la obtención de 73 de los últimos 75 puntos disputados. Brutal.

A la hora de explicar la resurrección se pueden enumerar una serie de factores, entre ellos:

  • La tranquilidad del DT Massimo Allegri y de la directiva juventina que no lo despidió pese a la presión del medio.
  • El regreso después de una lesión del mediocampista Claudio Marchisio.
  • Las 11 asistencias de Paul Pogba, quien fue de menos a más.
  • La solidez de la defensa y los 973 minutos invicto de Gianluigi Buffon, récord de imbatibilidad en la Serie A.
  • La explosión de Paulo Dybala, quien al comienzo había sido relegado a la banca, y ya lleva 16 goles.

Buffon

Todos méritos propios, a los que inevitablemente hay que agregar los errores ajenos. La Roma y el Inter de Milán (tercero y cuarto, actualmente) fallaron estrepitosamente en mantener la ventaja lograda al comienzo del torneo, mientras que el Napoli, campeón de invierno de la temporada, se desinfló luego de que su goleador Gonzalo Higuaín con 30 anotaciones fuera suspendido por tres partidos.

Así, el camino se fue limpiando para la embestida. El último empujón: este fin de semana Roma venció a Napoli y le dio a la Juventus una ventaja de 12 unidades en la cima de la tabla, con apenas tres fechas (9 puntos) en disputa. O sea, el scudetto, el quinto consecutivo de la Vecchia Signora, llegó incluso sin tener que moverse de su escritorio.

Una suave brisa de primavera que sepultó el infierno vivido al inicio de la temporada que ya nadie recuerda.