Barcelona es nuevamente campeón de la Liga BBVA. El título es el número 24 de los catalanes y esta vez no fue gracias a la magia de Lionel Messi. La nueva corona blaugrana tiene por todos lados la firma de Luis Suárez.

El uruguayo estuvo fenomenal, se convirtió en una máquina de hacer goles, muchos de ellos en partidos vitales. Con 40 anotaciones se transformó en el Pichichi de la competencia y, por primera vez en siete años, rompió el duopolio goleador establecido por Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.

Curiosamente, el último jugador en hacerlo también era uruguayo: Diego Forlán, en la temporada 2008/2009.

Messi -y Neymar- obviamente ayudaron. Sin embargo, lo de Luis Suárez rayó en lo ridículo. Su eficiencia frente a los arcos rivales fue asombrosa. Solo un dato estadístico: Suárez anotó un gol cada 3.9 tiros al arco, mientras que su escolta, Cristiano Ronaldo (35 goles), anotaba cada 6.3 remates al arco.

¿Desde dónde marcaba Suárez? El sitio Squawka.com mantuvo registro de todos los remates del uruguayo que conocieron la red y todos fueron dentro del área. El uruguayo sabe donde es letal.

Suarez

vía squawka.com

El momento más fantástico de su avalancha goleadora fue entre el 20 y el 23 de abril, cuando marcó ocho goles: cuatro en el 8-0 sobre el Deportivo La Coruña y cuatro en el 6-0 ante el Sporting de Gijón.

Los números frente al arco son espectaculares, pero lo que lo eleva aún más a Luis Suárez es su generosidad. Además de los 40 goles que lo convirtieron en el Pichichi de la liga, el uruguayo brilló en el ítem de las asistencias. Suárez -junto a Messi- fue el jugador con más pases gol en la Liga BBVA (16).

¿Su único lunar? Suárez fue el líder de los offsides en la temporada (59). Pero a estas alturas qué importa.

fuentes: whoscored.com / squawka.com