Mirar en menos nunca es bueno y ese es el pecado que Chile cometió en su duelo amistoso ante Bolivia.

Ningún jugador habló más de la cuenta en la previa del partido, es cierto, pero el lenguaje corporal desnudó la idea de que se subestimaba al rival. El muestrario de situaciones es amplio: lujos innecesarios y extravagantes, pases despreocupados, intentos de pasarse a todo el estadio antes de chutear al arco, patadas prepotentes y descaradas que decían “conmigo, no mijito” y cierta displicencia incluso a la hora de hacer un gol.

Objetivamente, Chile está varios escalones más arriba que Bolivia en términos futbolísticos. Un carrerón de Alexis Sánchez basta para comprobarlo. Sin embargo, el 2-2 final fue demasiado premio para una Roja individualista y con desdén hacia su rival. Bolivia trabajó en función de conjunto, aprovechó los errores rivales y defendió en bloque casi perfectamente en los parámetros de sus recursos. Esfuerzo encomiable tirado a la basura por la máquina de las injusticias: un penal a Pedro Pablo Hernández que si se lo cobran a Chile provocaría desmanes en Plaza Italia.

Por si no lo viste, estos son los 5 momentos más importantes  que dejó el empate 2-2 entre Chile y Bolivia:

EL ERROR DE MEDEL

(Si no puedes visualizarlo, haz clic aquí)

No vamos a crucificar al Pitbull por una mala en su vida, pero ante un equipo de mayor calibre Medel nunca tiraría un pase infantil hacia el medio como el que provocó el primer tanto de Bolivia a los 15′. Relajo o aún groggy por el diente perdido ante Perú, aún no sabemos qué llevó al Gary a cometer semejante patinazo. Si era en el área contraria todavía le aplaudíamos el pase gol.

MAR PARA SAUCEDO

 (Si no puedes verlo, haz clic aquí)

Después de capitalizar el error de Gary Medel con una linda definición, Carlos Saucedo celebró recordando la demanda marítima de Bolivia con un simbólico nado en el césped de Coquimbo. Una noche mágico para Saucedo, de 35 años.

LA DEFINICIÓN DE ARÁNGUIZ

(Si no puedes visualizarlo, clic aquí)

A los 42′ del primer tiempo, Charles Aránguiz igualó transitoriamente el partido. El gol es una joya, una oda a la sangre fría y la demostración de cuán crack es el Príncipe. Pero al mismo tiempo exhibe ese airecillo de superioridad implícito durante el partido. Si no es por Enzo Roco que lo va a abrazar, quizás no lo celebra.

EL RESBALÓN DE ISLA

(Si no puedes visualizarlo, haz clic aquí)

Isla hizo un partido más que correcto, pero sufre la discriminación del lateral. Le cuentan más los pases malos que los buenos y cuando se equivoca, incluso en una situación tan azarosa como un resbalón, se la cobran con intereses. El tipo se cayó y, lamentablemente, su cierre incompleto desencadenó la segunda conquista de Saucedo para Bolivia.

¿PENAL?

(Si no puedes visualizarlo, clic aquí)

Pedro Pablo Hernández entró en minutos en que había que echar todo a la parrilla. En el último suspiro de juego un pase profundo de Alexis Sánchez lo encontró en situación de área y se desplomó. El árbitro, hasta ahora, es el único que vio penal. Arturo Vidal, maestro desde los 12 pasos, se encargó de tirar a su lado regalón y salvó a Chile de la derrota.