Suenan la campanas del fútbol. Este fin de semana comienza la temporada 2014-2015 de la Liga BBVA de España. Novedades hay por montones: Atlético Madrid, el actual campeón, fue desmantelado groseramente; el Real Madrid -cuéntate una de vaqueros- distorsionó el mercado con los fichajes de James Rodríguez y Toni Kroos; el Getafe sumó a Yoda a sus filas (probablemente la fuerza estará con ellos); mientras que el Barcelona se deshizo de Cesc Fabregas y Alexis Sánchez para contratar a Luis Suárez, el uruguayo que no podrá jugar hasta octubre luego de morder a Giorgio Chiellini en el Mundial de Brasil 2014.

ITURRA

Iturra defenderá al Granada

¿Chilenos? Decíamos que los catalanes dejaron partir a Alexis Sánchez (al Arsenal), pero compraron a Claudio Bravo. El arquero no la tendrá fácil con el aleman Marc-André ter Stegen. El Celta continúa confiando en Fabián Orellana y añadió al volante Pedro Pablo Hernández, el Granada tiene a Manuel Iturra (y la posibilidad de que se sumen Matías Ramírez y Christian Bravo), Bryan Rabello está en el aire en Sevilla, y el Elche fichó a Enzo Roco.

Todos tienen la posibilidad cierta de dejar huellas en sus clubes, pero aprovechando el inicio del torneo, acá queremos hacer algo diferente: rendir homenaje a los futbolistas criollos más destacados en el fútbol hispano.

Estos son los 11 mejores chilenos en la historia de la Liga de España:

MENCIONES HONROSAS

Antes de ingresar a la lista, nombramos a tres jugadores que por un pelo no pasaron el corte:

  • Pablo Contreras: Largas temporadas en el Celta. Tuvo años buenos y de los otros.
  • Mark González: Gran aporte en Albacete, Real Sociedad y Betis (anotó 20 goles), pero las lesiones no lo dejaron en paz.
  • Gary Medel: Corazón del Sevilla en muchos partidos desde el 2010 al 2013. Rendimiento empañado por su carácter y un excesivo número de tarjetas rojas (6)

Ahora, a lo que vinimos:

11. JORGE ARAVENA

El Mortero aterrizó en el Valladolid en la temporada 1985-1986 de la mano del mítico Vicente Cantatore. En los blanquivioletas despuntaba Patricio Yáñez (de quien ya hablaremos) y Aravena -en ese entonces conocido como El Cañón de América- llegaba para dar más fuerza al ataque. Su primer partido fue opacado por un penal perdido, pero siete días después se tomaría revancha convirtiendo el primero de sus 10 tantos con los vallisoletanos. Jugó apenas 25 partidos, pero su recuerdo es imborrable.

Jorge Aravena

10. JAIME RAMÍREZ

El mejor futbolista de Chile en el Mundial de 1962 tiene también su historia en el fútbol ibérico. En 1953-54 y en 1963-64 defendió al Espanyol, mientras que entre 1958 y 1960 usó los colores del Granada. Su mejor temporada fue la primera, obteniendo el cuarto puesto en la liga. Destacaba por ser veloz en las bandas y por tener un cabezazo excelso, pese a su baja estatura. Sus cualidades llamaron la atención, al punto que los relatores de la época lo bautizaron como “Superclase”.

9. CARLOS CASZELY

Carlos Caszely

Caszely es quizás uno de los tres mejores delanteros en la historia del fútbol chileno y las canchas españolas también tuvieron la suerte de conocer al Rey del Metro Cuadrado, aunque no en todo en su esplendor. Su primer club fue el Levante, en Segunda. Sus actuaciones, sin embargo, cautivaron al Espanyol de Barcelona. En Cataluña estuvo tres temporadas, siendo la primera la más exitosa: jugó 21 partidos y anotó 13 goles. Luego, las lesiones le impidieron mayor regularidad, jugando 25 encuentros y marcando 7 conquistas. Su gran anécdota con los pericos fue a la hora de ser bautizado como El Gerente.

“Cuando llegué al Espanyol  se hablaba mucho del Barça de Cruyff, Neeskens, Sotil y Michels y me preguntaron cuál era mi función dentro del campo de juego… yo dije que un equipo es como una empresa donde hay obreros y gerentes y el gerente es el que le pone la firma al trabajo de los obreros. En el fútbol la firma es el gol y por eso soy el Gerente“.

8. JORGE CONTRERAS

En la galería de inmortales del Unión Deportiva Las Palmas hay tipos como Miguel Ángel Brindisi, Quique Wolff y el Koke Contreras, para muchos de sus hinchas el mejor jugador del equipo en los últimos 30 años. Contreras fue fichado desde Palestino gracias a reportes escritos, pero sin que nadie del equipo lo haya visto en vivo y en directo. Llegó cuando el club estaba en Segunda, pero bajo su batuta y sus exquisitos tiros libres lograron el ascenso a Primera. Las Palmas pasó dos temporadas en la división de honor (85-86 y 86-87), en las cuales Contreras convirtió 37 de sus 93 goles con la camiseta amarilla. La leyenda cuenta que cuando jugaban de local, los hinchas lo llevaban en sus hombros hasta la casa.

7. CLAUDIO BRAVO

Bravo

Bravo es el nuevo portero del Barcelona, pero hasta ahora todo mérito en este ránking pasa por su aventura en la Real Sociedad. El Cóndor Chico fichó en la temporada 2006/2007 y de a poco se enquistó en el corazón txuri urdin, al punto de transformarse en su capitán y en el segundo extranjero con más partidos en la institución, solo detrás de Darko Kovacevic. Bravo estuvo en la banca, fue titular, se fue a segunda, volvió a primera e incluso hizo un gol de tiro libre (en la B, eso sí). También fue bastión del equipo en su clasificación a la Champions League. Un verdadero símbolo del conjunto vasco.

6. FRANCISCO MOLINA

Oficialmente, Francisco Molina nació en España, pero creció en los cerros de Valparaíso, comenzó a jugar a la pelota en Chile e incluso defendió la camiseta de la Selección. Para quienes pongan signos de interrogación sobre su chilenidad, esto:

“Para mí ir a la escuela ya me hacía sentir chileno. Cuando me puse la camiseta de Chile por primera vez se me hizo un nudo en la garganta. Se me cayeron las lágrimas, pues necesitaba sentir que era parte de una patria. A mis 84 años todavía no puedo explicar lo que me pasó. Al parecer, los que hemos defendido a Chile alguna vez estamos dispuestos a dar mucho más de los que se tiene”

Paco Molina, Diario La Tercera, 19 de abril de 2014

Luego de la Copa América de 1953, Molina partió al Atlético de Madrid. Ahí se transformó en ídolo gracias a sus pases de antología y asistencias en bandeja. Paco también anotaba y registra 33 goles en 58 encuentros. Uno de los mejores, dicen, fue en el clásico ante el Real Madrid. “Se la pasó sobre la cabeza a Marquitos con la derecha, y de izquierda batió al arquero Alonso”, cuentan.

5. PATRICIO YÁÑEZ

Captura de pantalla 2014-08-21 a la(s) 23.36.58

Cada vez que los fanáticos del Valladolid intentan establecer cuál ha sido el mejor jugador extranjero en pasar por el club, los caminos inequívocamente llegan a Patricio Yáñez. El hoy comentarista del CDF es realmente un ídolo de los pucelanos, quienes recuerdan con nostalgia su velocidad, sus enganches, la forma en que volvía loco a defensas del Real Madrid o el Barcelona, la cantidad de patadas que recibía por partido y la dupla letal que formaba con el Polilla da Silva. Yáñez fue una de las estrellas que lideró la obtención de la Copa de la Liga en 1984, el título más importante del club. Cada vez que visita el Estadio José Zorrilla es recibido como un campeón. Jugó tres temporadas antes de pasar por el Zaragoza y el Betis.

4. ALEXIS SÁNCHEZ

El Niño Maravilla pasó tres temporadas en el Barcelona, desde la 2011-2012 a la 2013-2014. Jugó 88 partidos en la Liga, marcó 39 goles, entregó 27 asistencias y celebró dos campeonatos. Sus números son extraordinarios, de un jugadorazo. Sin embargo, Alexis siempre vivió a la sombre de Lionel Messi y su aporte fue eternamente cuestionado por la prensa y por los hinchas. Pese a su gigantesco aporte y sus sobrenaturales condiciones, Sánchez se queda un peldaño corto del nuestro podio.

3. HIGINIO ORTÚZAR

vía http://getxosarri.blogspot.com/

Ala izquierda o defensa fueron las posiciones cubiertas por Higinio, el primer chileno que se desempeñó en la primera división hispana. Nació en Santiago, en 1915, pero emigró tempranamente al país vasco. Ahí jugó en cuadros de barrio como el Herandio y el Barakaldo. En 1936 pudo ir al Racing de Santander, pero la Guerra Civil lo impidió. Tres años después defendió la casaca del Athletic de Bilbao, donde ganó una Liga y una Copa en la temporada 1942-1943. Después pasó al Valencia donde obtuvo dos coronas. En 1947, en su antepenúltimo partido en la división de honor marcó su único gol: una volea en el minuto 92 de juego ante el Deportivo La Coruña. Si bien suele ser definido como un hombre “rústico”, de “contacto granítico” y “rudimentario a la hora de explicarse con el balón”, Ortúzar siempre fue titular en los equipos campeones y esos trofeos son jinetas suficientes para ponerlo entre los mejores.

2. MANUEL PELLEGRINI

Pellegrini

Merecido lugar para el Ingeniero, el único DT de esta lista. Es cierto muchos ven como un fracaso su paso por el Real Madrid en la temporada 2009-2010, pese a haber obtenido 96 puntos, apenas tres menos que el campeón Barcelona. Sin embargo, hay otros dos equipos donde Pellegrini entra a la historia en alfombra roja: el Villarreal y el Málaga. En el Submarino Amarillo (2004-2009) lideró un equipo que fue el único capaz de meter la cola en la lucha descarnada entre Barcelona y Real Madrid, regalando de yapa varios sueños en la Champions League. Lo mismo haría con los malacitanos (2010-2013), a quienes les dio los mejores resultados en su historia.

1. IVÁN ZAMORANO

Bam Bam aterrizó en el Real Madrid en la temporada 1992-1993, luego de dos sólidas temporadas en el Sevilla. En la Casa Blanca estuvo por cuatro temporadas, pero aunque suene raro sólo obtuvo un título de liga con los merengues. Claro que fue inolvidable. El campeonato 93-94 fue bastante malo para Zamorano, tuvo una racha de 19 partidos sin marcar y el DT Jorge Valdano lo consideraba el quinto extranjero para la Liga 94-95. Por diversas circunstancias, el “9” fue alineado en el primer partido y en apenas 12 segundos demostró su sed y su hambre: al final del torneo Zamorano se transformaba en el Pichichi del Real Madrid campeón de España. De hecho, anotó el gol del título. Zamorano es el chileno con más partidos en la Liga y el que más anotó: 98 goles (con el Madrid hizo 100 goles, pero se incluyen otros torneos).

¿Su mejor momento? Un 5-0 sobre el Barcelona en que hizo tres goles y participó de los otros dos. En este video el por qué su nombre se escribe con mayúsculas en la historia merengue: