Imparable. Chile, campeón de América, continúa aterrorizando las canchas del continente con un juego seductor y eficiente. La última víctima del modo máquina de La Roja fue Perú, en Lima: 4-3, pero la diferencia pudo haber sido mucho mayor.

Perú comenzó con una gran circulación de balón, a ritmo de vals. Sin embargo, Chile dio el primer golpe: a los 7′, Mauricio Isla puso un pase teledirigido para que Alexis Sánchez abriera su gran noche y sepultara los ritos chamánicos en su contra

La alegría, eso sí, fue momentánea. Tras el gol vendrían los peores momentos de La Roja: a los 10′, Jefferson Farfán aprovechó una duda de Gary Medel en el fondo y su disparo contó con la inesperada “ayuda” de Claudio Bravo. 1-1, Chile comenzó a tener problemas con las segundas pelotas y la presencia de Paolo Guerrero incomodaba el trabajo defensivo del Pitbull y Gonzalo Jara. A los 19′, incluso, Farfán estuvo a punto de aumentar luego de un terrible rechazo de Bravo y que hizo recordar el gol que le regaló a David Villa en Sudáfrica 2010.

Sufría Chile. Al menos hasta los 23, cuando Cristián Cueva se hizo expulsar con una reacción juvenil ante Jorge Valdivia.

Si bien Perú alcanzaría a ponerse en ventaja a los 36′, luego de un dudoso penal de Mark González sobre Carlos Zambrano -convertido por Farfán-, Chile logró reaccionar en los últimos cinco minutos de la primera parte. A los 40′, un pase mágico de Alexis al corazón del área peruana encontró a Valdivia, quien asistió de inmediato a Eduardo Vargas.

Cuatro minutos después, una jugada colectiva por la derecha culminó con Marcelo Díaz dando un pase atrás para decirle a Alexis: “hágalo”. Fue el 31 del Niño Maravilla por La Roja, quedando apenas a cinco de Marcelo Salas, goleador histórico de la Selección

En el complemento, Perú salió con la idea de empatar pese a la inferioridad numérica, pero Chile mató prontamente la ilusión: a los 49′, Sánchez se mandó un carrerón diabólico que demostró su generosidad. En vez de chutear asistió a su socio, Eduardo Vargas, para desparramar rivales y poner el 4-2.

A partir de ese momento, Chile controló el juego -pudo aumentar- y a Perú se le acabaron las piernas. Paolo Guerrero puso una luz de esperanza a los 91′, pero el partido hace rato que estaba sentenciado.

Los otros resultados

Ecuador 2 – Bolivia 0: En un diluvio en Quito, el Tricolor completó seis puntos y comparte liderato con Chile

Uruguay 3 – Colombia 0: La Celeste también está en la cima luego de someter a los cafeteros. Para el recuerdo el patadón de Juan Cuadrado a Martín Cáceres.

Paraguay 0 – Argentina 0: No Messi, no party. Argentina sigue sin victorias.

Brasil 3 – Venezuela 1: La canarinha y el peso de la historia.