Alexis Sánchez debutó en la Premier League, vistiendo la camiseta del Arsenal.

Su rendimiento fue más que aceptable, pero aún se notan imperfecciones en su integración al esquema de Arsene Wenger. A la hora se sumarizar, los dejamos con 3 apuntes sobre su actuación, en la victoria por 2-1 ante el Crystal Palace.

1. SU ASISTENCIA

Una de las grandes cualidades de Alexis es ser generoso con sus compañeros. En la última liga española con el Barcelona se anotó con 10 asistencias, siendo uno de los líderes del equipo en la estadística. Si bien no pudo convertir en su debut, el Niño Maravilla exhibió su poder asistidor en el 1-1 parcial entre Arsenal y Crystal Palace. Lo curioso es que vino de un modo poco común: desde un tiro libre. En el Barça casi nunca le daban una pelota detenida, pero en Londres bastó bajarse del avión para tener la confianza en balones detenidos. Mención aparte para la excelente definición de Koscielny.

Es importante destacar, además, que Alexis Sánchez fue el jugador que más pases gol dio en la victoria ante las Eagles: 5. Lo secundó Santi Cazorla con 3.

2. EL ERROR HANGELAND

Alexis Sánchez perdió la marca en la apertura de la cuenta marcada por Brede Hangeland. Sin embargo, el error sería injusto de achacarlo. No sabemos si fue la misión que le encomendó Arsene Wenger -no fue la única pelota detenida en que tuvieron un duelo-, pero de haberlo sido hay punto númerico que no se debe obviar. El noruego Hangeland mide 1,99 m.; Sánchez, 1,69.

Sanchez - Hangeland

3. QUÍMICA

En general, Alexis tuvo un buen entendimiento con sus compañeros, pero hay números que demuestran que aún necesita mejorar su comunicación con ellos. Su porcentaje de pases estuvo alrededor de su promedio en Barcelona (79%), completando 46 de 58, pero a la hora del detalle flaqueó en los centros. 0 de 10. O se quedó corto o se pasó de rosca, pero le fue difícil encontrar a alguien desde las bandas.