“Siempre dije que cuando considerara que lo mejor es que no siga siendo entrenador del Dortmundlo diría. Mi decisión no tiene nada que ver con la situación deportiva del club. Ya no soy el entrenador perfecto para el BVB”

Jürgen Klopp

Borussia Dortmund no vive la mejor temporada de su historia. Por un momento estuvo enredado con los puestos de descenso de la Bundesliga, pero de a poco sale a flote. Nadie esperaba este fiasco. Die Schwarzgelben venían siendo la principal fuerza de oposición al Bayern Münich y sus dos títulos locales, más una final de Champions League, eran parte de las credenciales de su poderío.

Gran parte de ese éxito ha sido construido a pulso y carisma por el DT, Jürgen Klopp, quien hoy decidió dar un paso al costado: al final del torneo 2015 dejará de ser el entrenador del club, cerrando un ciclo de 7 años. Nadie lo echó, tenía el respaldo de todos, pero a veces hay momentos en la vida en que uno cumple etapas.

Kloppo revivió al Dortmund tras una severa crisis económica. Arrinconado por la austeridad y los ataques de billetera del Bayern, además, le dio grandeza. Jugadores como Mario Götze, Mats Hummels, Robert Lewandoski, Ilkay Gündogan y Marco Reus fueron fruto de un trabajo que al borde de la cancha parecía frenético y expresivo. Jürgen nunca escondió emociones: desde la carcajada más amplia y al arranque de ira más furioso, con gestos dramáticos.

“Una vez me lesioné celebrando. Me desgarré. Eso es bastante inusual”

Fuera de la cancha su intensidad no decrece. Además de conceptos tácticos y arengas, Klopp tenía a los jugadores entrenando con un robot de pases, porque no todo es talento, muchachos.

Los buenos resultados, por cierto, lo convirtieron en un hombre público. De un día para otro, el chico que defendió mediocremente la camiseta del Mainz 05 era una estrella. Ha sido comentarista de TV, se discute nacionalmente sobre su tratamiento para combatir la calvicie y las marcas se lo pelean para poner su rostro junto a sus productos. Klopp fichó como embajador de Opel e instantáneamente levantó las alicaídas ventas de sus autos.

¿Cuál será su futuro fuera del Borussia? Klopp anunció que no tomará un año sabático y la danza de posibles trabajos ya ronda aterrorizando a DTs que sucumben en sus puestos. ¿Al Manchester City de Manuel Pellegrini? ¿Al Real Madrid de Carlo Ancellotti? Cómo saberlo.

Para cerrar los dejamos con otro video en el que Klopp habla de todo, incluso de la primera vez que vio porno sin hacerse el despistado ni ponerse nervioso. Como todo un maestro.