“Tiene solamente 27 años y ya ha batido el récord. Su récord no durará 60 años, sino que 600 años”

La frase salió del horno hace un par de días y viene de Pep Guardiola, uno de los hombres que sacó más ventajas de las fuerzas destructivas que emergen desde los pies de Lionel Messi, uno de los delanteros más letales en la historia del fútbol.

Sale al ruedo en una semana, donde Messi estuvo fenomenal y en la que su apellido se forjó con letras de oro para convertirse en leyenda: en la liga española pasó a ser el máximo goleador de los tiempos con 253 anotaciones, superando al mítico Telmo Zarra, mientras que en la Champions League elevó su colección de goles a 74, tres más que Raúl (71) y cuatro sobre el portugués Cristiano Ronaldo (70), su mayor amenaza en actividad.

Es cierto, quizás el argentino no es el mismo de antes, quizás no gane el Balón de Oro, pero habría que ser estúpido para no reconocer ni disfrutar su expresión artística sobre la cancha. “Somos afortunados de vivir la era Messi”, afirmó su club, el Barcelona, canalizando una sensación generalizada.

Lo increíble de todo esto es que todavía queda Messi para rato. El argentino lleva una década en la alta competencia, pero recién tiene 27 años. O sea, todavía tiene por lo menos un lustro para dar alegrías sobre un campo de juego. ¿Hasta dónde pueden llegar sus récords? Difícil pregunta.

Una forma de responderla es proyectar lo que viene haciendo:

Leo Messi

Clic para agrandar

Es probable que nunca llegue a marcar 50 goles como lo hizo en la temporada 2011-2012, pero en las últimas cinco anduvo bien cerca de las 30 dianas. En el actual torneo, 2014-2015, Messi lleva 10 goles y se han jugado apenas un tercio de los partidos, por lo que va encaminado a las tres decenas, si es que no se lesiona. De conseguirlo quedará a las puertas de los 300 goles en la Liga.

Suponiendo que sigue en el Barcelona -o en otro equipo de la liga española- no sería raro que se saque un par de temporadas extra en torno a los 25 goles, con lo cual sus números comenzarían a ser parte de una película de ficción para las futuras generaciones, estacionándose alrededor de los 350. Una locura.

¿La Champions? La feroz competencia que vive con Cristiano Ronaldo también invita a sacudir los cimientos de lo real, empujando a lo imposible. Hasta ahora esta es su producción:

Messi Champions

Clic para agrandar

El 2011-2012, al igual que en la Liga fue su peak. (¿El peak de su carrera?). A partir de ahí bajó en un par de temporadas, pero en la actual competencia ya suma 7, aún con un partido de la fase de grupos por disputarse. Si el Barcelona sigue avanzando no sería raro verlo en torno a los 10.

Con una batalla tan descarnada como la que vive con CR7 no sería raro que ambos aún tengan en el bolsillo otro par de temporadas de coqueteos con los 10 goles por Champions, lo que pondrá a uno de los dos cerca de los 100 de aquí a tres o cuatro años.

Es casi ilógico. Pero estamos aquí para presenciarlo.