El sueño está cada vez más. Chile y Perú se enfrentan en la primera semifinal de la Copa América 2015.

El Clásico del Pacífico es un enfrentamiento que siempre, pero siempre saca chispas, y hoy (20.30 hora local) no será la excepción. Ambos equipos vienen con una campaña sólida en las espaldas, con planteamientos tácticos de colección: Chile descollando en posesión de balón y Perú con un gran trabajo controlando a las estrellas de sus rivales.

¿Qué elementos pesarán en la cancha? Aquí, una breve exposición:

1 LAS ESTADÍSTICAS

Muchos dicen que los números y las estadísticas son para las revistas, pero de algún modo u otro no es fácil cargar con el peso de la historia. En este ítem, la ventaja es para Chile. El total dice: de 76 partidos jugados, 41 favorecieron a la Roja y 21 a Perú. Los otros 14 fueron empates.

Por Copa América, la batalla -eso sí- es mucho más pareja: de 19 encuentros Chile ganó 7, Perú 6 y hubo 6 igualdades.

La última vez que se enfrentaron fue en Argentina 2011 con triunfo chileno por 1-0.

2 LA AUSENCIA DE GONZALO JARA

El dedo entre las nalgas de Edinson Cavani le costaron finalmente tres partidos de castigo a Jara. Su ausencia es importante. Además de su aporte defensivo, Jara siempre es el primer agente de salida de la Roja de Sampaoli: construyendo ladrillo a ladrillo o sorprendiendo con cambios de frente de 40 metros, el defensor hasta ahora era el segundo jugador con mayor cantidad de pases completados en el torneo: 295, 11 menos que el argentino Javier Mascherano.

Con Jara fuera, lo más probables es que José Pepe Rojas sea quien acompañe a Gary Medel en la zaga.

3 LAS BANDAS

En la esquina derecha de Chile, el duelo será entre el tándem Isla – Sánchez versus Juan Vargas – Christian Cueva. Cueva ha sido una interesante revelación en el torneo, mientras que el volante de la Fiorentina echó mano al verso para ningunear a la estrella de la Roja:

“Alexis Sánchez no es nada especial”

En la batalla, debiera primar Chile. Por la banda izquierda, en tanto, los rostros frente a frente serán los de Miiko Albornoz versus Luis Advícula. Este último, en la pelea con Isla como mejor lateral derecho de la competencia. Leve ventaja para Perú.

4 EL MEDIOCAMPO

Chile ha demostrado que la mejor defensa es la posesión de balón y en este apartado la selección destaca gracias a la gran cantidad de buenos pasadores que pueblan el círculo central, comenzando con Marcelo Díaz. Chile cuenta con sobre un 75% de dominio de balón. Las diagonales de Vidal y Aránguiz añaden profundidad al ejercicio hipnótico, mientras que Jorge Valdivia se encarga de la puntada final (es el líder de asistencias en el torneo).

¿Con qué responde Perú? Con trajín. Josepmir Ballón y Carlos Lobatón son perros de presa, su despliegue ha sido casi perfecto durante la Copa América, ahogando a tipos como Neymar y James Rodríguez. Su entrega es complementada por la explosión de Cueva y Jefferson Farfán, quien ha sido usado como más como enganche que como delantero por Ricardo Gareca.

5 LAS ÁREAS

La ausencia de Gonzalo Jara deja interrogantes: ¿estará José Rojas a la altura de la semifinal? ¿podrá controlar, junto a Medel, la potencia y el juego aéreo de Paolo Guerrero? El Depredador se destapó ante Bolivia y viene con la moral en alto. Junto a él, Claudio Pizarro aún tiene algunos trucos bajo la manga que requerirán máxima concentración.

En la otra caja, Alexis y Eduardo Vargas tendrán que ver cómo sobrepasar a la excelente dupla formada por Carlos Ascues y Carlos Zambrano. Este último -jugador del Frankfurt alemán- quizás uno de los mejores zagueros del torno. Nada simple.

En este duelo también contará la experiencia de los goleros. Y ahí, Chile también cuenta con cierta ventaja: en teoría, Bravo (-3) aparece mucho más sólido que Pedro Gallese (-3), quien en un par de momentos ha mostrado nervios vinculados a su juventud.