El fútbol es ingrato y esa ingratitud vive hoy en los zapatos de Humberto Suazo.

Chupete vive días difíciles en el Monterrey de México, un club al que le dio todo. Está tan complicado que su retorno a Chile parece tener los boletos comprados.

Desde que se confirmó su transferencia a los Rayados, en una noche lluviosa de Concepción, tras un triunfo de Colo Colo sobre Huachipato, Suazo rápidamente comenzó a edificar la imagen de ídolo regiomontano. Su natural talento frente al gol enamoró a la afición del Tecnológico, y más aún cuando esas conquistas se transformaron en títulos.

Suazo ha marcado 121 goles en Monterrey (102 en torneos nacionales), logrando dos títulos locales y tres Concachampions (la Copa Libertadores de la Concacaf) consecutivas. Esos goles también lo convierten en el artillero máximo en la historia de la institución.

Sin embargo, nada de eso lo blinda hoy.

A sus 33 años, Chupete viene de una luxación al hombro que lo ha tenido lejos de las redes (apenas dos tantos en el Apertura 2014) y que no alcanza como excusa: la crítica es despiadada, pese a la defensa de su técnico y compañeros.

(Humberto Suazo) ha dado mucho a esta institución y no pasa por buen momento, eso lo tiene cualquier futbolista, pero la hinchada lo debe apoyar”. Dorlan Pabón, delantero colombiano del Monterrey

Es cierto, la relación de Suazo con los hinchas nunca fue una seda, pero al tipo le pagan por su rendimiento no por caer bien. Tampoco ha existido paz en su vínculo con la prensa, tanto deportiva como farandulera. Hoy por ejemplo, a su mal momento en cancha, se suman rumores y pelambres sobre su vida personal y que lo asocian a un romance con Marcela Mistral, una chica del tiempo que, por cierto, niega todo.

#marcelamistral #multimediostv #telediario #vespertino #pronosticodeltiempo #conduccion #monterrey #mexico

Una foto publicada por musamistral (@musamistral) el

¿De qué hablábamos? Ah, Suazo. Perdón la distracción.

El combo de mala onda, entonces, tiene a Suazo pensando en decir adiós a México. Algunos reportes dicen que ya está vendiendo propiedades que tiene en Monterrey y que está cancelando servicios eléctricos y de cable.

Es hora de volver.

¿Dónde aterrizaría? La lógica reclama un regreso a Colo Colo, por su identificación con el club y, sobre todo, considerando la participación del Cacique en la próxima Copa Libertadores. Sin embargo, también existe un factor emocional que podría hacerlo cambiar de vientos y llevarlo cerca de la precordillera. Sí, la Universidad Católica aparece como un destino posible, el equipo que lo formó, pero donde nunca jugó profesionalmente. ¿Por qué ahí? Le habría prometido a su padre fallecido que colgaría los botines defendiendo a la franja.

ACTUALIZACIÓN

El regreso de Suazo a Chile ahora está más que sacramentado. Luego de caer por 3-0 ante el América, en las semifinales del Apertura mexicano, Chupete salió de la cancha con lágrimas, dando señal inequívoca de que era uno de sus últimos -acaso el último- partidos en el Estadio Tecnológico de Monterrey. La reacción posterior a su llanto hizo salir a los hinchas Rayados de su actual mala onda con el goleador para agradecerle los años de servicio, en distintas redes sociales, y bajo el concepto #GraciasChileno.

Gracias Chileno