Tsssss… El Apertura 2014 hierve. Colo Colo venció por 2-0 a Universidad de Chile en el Superclásico del fútbol chileno y abrió la batalla por el título.

Antes del encuentro, la U gozaba del liderato del torneo con una ventaja de cinco unidades sobre el Cacique. Hoy, la diferencia es de apenas dos puntos e incluso invita a un tercer candidato a la pelea: Santiago Wanderers.

El partido en el Estadio Monumental fue vibrante. Durante el primer tiempo, ambos equipos se dieron pechazos de choro, pero nadie tuvo el arrojo de dar el primer combo. El ambiente era rudo y el árbitro Jorge Osorio, en el afán de manejar el encuentro sin que se le saliera de las manos, obvió las posibles expulsiones de Cristian Vilches y Esteban Paredes. En el bolsillo de las dudas, también quedó un posible penal por mano de Jean Beausejour.

La tensión no disminuyó en el complemento y escaló un grado más luego de la apertura de la cuenta por parte de Paredes a los 51′. Siete minutos después, Pepe Rojas cometió un error de novato y vio la roja. Costó caro. La U perdió el balance y Colo Colo, que siempre mostró más actitud, tuvo el espacio para dominar el partido a su ritmo.

El 2-0 de Jean Beausejour solo dibujó más sonrisas en Pedreros. El resultado, además, le quitaba el invicto a los azules durante el Apertura y extendía a 13 años la racha de la U sin poder ganar en Macul.

Finalmente, te dejamos con el uno x uno del triunfo de Colo Colo por 2-0 sobre Universidad de Chile

COLO COLO

Justo Villar (6). El golero paraguayo tuvo apenas dos sobresaltos durante los 90 minutos y en ambos probó tener manos: desvió al córner un tiro libre de Gustavo Canales y rasguñó con el meñique un cabezazo de Benjamín Vidal que luego golpearía en el travesaño. Aquella salvada ocurrió cuando el marcador estaba 1-0. Sus compañeros deberían hacerle un queque.

Gonzalo Fierro (7). Finalmente, el capitán albo muestra signos de jugador maduro. Se preocupó más de la pelota que de alegar al árbitro o simular faltas y el resultado fue para destacar. Fierro dominó la banda derecha con propiedad, le puso un signo pare a los avances de Pato Rubio y casi anota tras una pared con Vecchio. Un notable achique de Herrera ahogó su grito. Podio para Fierro.

Cristián Vilches (4). Al comienzo se enredó en una escaramuza con Pato Rubio. Debió ser expulsado por una secuencia de cabezazos que le dio al azul y por tonto, ya que lo hizo frente al árbitro Jorge Osorio, no una o dos veces, sino que tres. Osorio prefirió no hacerse problemas tan temprano y solo le dio un sermón y una tarjeta amarilla. Futbolísticamente, nada del otro mundo.

Julio Barroso (6). Prolijo trabajo del zaguero. Si bien la U parecía tijera de punta roma, cada vez que amenazó con sacar una más filosa, el argentino cabeceó o barrió en el suelo cualquier ambición azul.

Jean Beausejour (7). ¿Mano o no? A los 25′ del primer tiempo, un ataque de Mathias Corujo acabó cuando la pelota golpeó la mano del Bose. Osorio desestimó la culpabilidad. Durante el complemento, el zurdo mejoró su nivel, mostró potencia para superar en la marca a Sebastián Ubilla y se encaramó a los 77′ para sentenciar el partido con una definición de baby fútbol.

Beausejour

CDF / Pantallazo uso editorial

Esteban Pavez (5). No fue un partido de mediocampistas. Correcto en el despliegue y en el traslado. Un remate al arco. Meh.

Jaime Valdés (5,5). Tampoco fue su partido más brillante, pero aún así se nota que es el hombre que pone el equilibrio entre la fase defensiva y ofensiva del Cacique, el hombre que urde. Recibió amarilla por pegarle a Sebastián Martínez y luego este se cobró revancha con el mismo resultado.

Emiliano Vecchio (6). Un poco de vértigo aquí, un poco de vértigo allá. Complicó a Herrera con un par de remates, uno ancho y otro bajo los palos. Al final del partido dedicó el triunfo al “80% de los periodistas que hablan pavadas”. Buen matemático.

Felipe Flores (6). Habilitó a Esteban Paredes en la apertura de la cuenta y Pepe Rojas fue incapaz de mantener el temperamento frente a él. Lo fouleo tres veces: una amarilla, un perdón y la cartulina roja. No merece mejor nota por calentar el partido de manera innecesaria e infantil.

Esteban Paredes (7). Avisó temprano con un cabezazo que hizo carambolas entre los palos y el cuerpo de Johnny Herrera. Estaba offside, pero demostró que con un poco más de precisión podía ser letal. En el minuto 51′ lo probó. Tras centro de Felipe Flores conquistó su décima conquista del Apertura. Pudo ser expulsado por un codazo al mentón de Pepe Rojas, pero Osorio y sus asistentes sufrieron un ataque de ceguera temporal. Salió tras el 2-0, lesionado.

Juan Delgado (5). Livianito. Mathias Corujo no sufrió para controlarlo. Cuando la U estaba con 10 tuvo un poco más de libertad e inició la jugada que acabó con el 2-0. Fue la piñata oficial de Osvaldo González. Rocky le dio un codazo casual que lo hizo sangrar y luego recibió un gancho mala leche que significó la roja para el zaguero de la U.

Claudio Maldonado (-). Entró con el partido definido. Minutos después la U quedó con 9. Fue como ir al colegio la semana antes de salir de cuarto medio.

Luis Pavez (-). Jugó menos que Maldonado, pero alcanzó a vivir como protagonista los ole-ole que brotaban en las tribunas del Monumental.

UNIVERSIDAD DE CHILE

Johnny Herrera (6). Lo mejor de la U en el Monumental. Pese a los dos goles, en los que no tuvo mucho que hacer, Herrera se lució con dos achiques fenomenales y un par de tapadas que evitaron un desastre mayor para los azules.

Mathias Corujo (4,5). Once contra once, Corujo exhibía su calidad pulmonar en un duelo entretenido con Beausejour. Una de sus cargas terminó en la mano del colocolino, pero Osorio no cobró penal. Con uno menos en el equipo, no pudo abortar la combinación entre Delgado y Bose que acabó con el 2-0.

Osvaldo González (3). Si bien empezó el partido con una patada a destiempo contra Felipe Flores, Rocky se acomodó en la cancha y cumplía una actuación decente como bastión de la zaga. Excelente juego aéreo y rápido de pies en la salida. Sin embargo, mandó todo a la borda al colgar un lazo en la mandíbula de Juan Delgado. Tarjeta roja a la frustración.

Gonzalez

CDF / Pantallazo uso editorial

José Rojas (2). Nefasta presentación del “13” azul. Cayó ante las provocaciones de Felipe Flores, a quien le cometió tres faltas, la última le significó una ducha temprana a los 58′. Un error infantil para el hombre que lleva la jineta de capitán.

Cristian Suárez (4). Parejo, pero insuficiente. El doblaje que le hacían Fierro y Flores fue su peor pesadilla

Sebastián Martínez (5,5). Uno de los hombres que se salva de las críticas. Martínez cumple su mejor torneo desde que es profesional. Claro en la entrega y despliegue garantizado. Cuando Lasarte decidió sacar el equipo adelante lo sacrificó en vez de Guzmán Pereira, quizás, por la amarilla que cargaba desde el primer tiempo.

Guzmán Pereira (4,5). Puso pierna en la batalla del mediocampo, trató de empujar y cortó un par de cargas que pudieron engordar la diferencia entre ambos equipos. Excepto a los 51′ cuando se quedó enganchado en el área y habilitó a Paredes para el primer gol del Cacique.

Ramón Fernández (3). Inexistente. La gente se dio cuenta de su presencia a los 80′, cuando el árbitro asistente mostró su número para ser sustituido por César Cortés.

Sebastián Ubilla (4). Jugó como conejo encandilado por un gran foco de luz.

Gustavo Canales (4). Su única oportunidad fue un tiro libre que le dejó las manos con ampollas a Justo Villar. Se movió en el área alba, pero dejó plantado al gol en su cita común de los fines de semana.

Patricio Rubio (4). Su momento frente a las cámaras fue al inicio del encuentro, durante la corneada que le propinó Vilches. Tuvo un par de remates, pero ninguno con el veneno suficiente para hacer temblar al Monumental. Responsable de su pálida tarde fue el trabajo de Gonzalo Fierro.

Benjamín Vidal (5). Sirvió, por momentos, para sacar el agua de una defensa que empezaba a hundirse. Bien en los despejes e incluso casi encuentra el empate en un cabezazo desviado por Villar. Con el equipo volcado en ataque no pudo hacer nada en el segundo tanto de Colo Colo.

Gustavo Lorenzetti (3). Entró para dar dinamismo y verticalidad. No ofreció ni lo uno, ni lo otro. En realidad, el rosarino no entregó nada. El reflejo del sol en su calva brilló más que su rendimiento.

César Cortés (-). Diez minutos en cancha. Se cargó por la izquierda. Intentó, pero su voluntad sucumbió rápidamente al naufragio azul.