El Camp Nou del Barcelona es una fábrica de golazos: la magia de Cruyff, un pique infinito de Ronaldo, la cola de vaca de Romario, la chilena de Rivaldo, las genialidades de Ronaldinho, los más de 200 goles de Messi, la inolvidable vaselina de Alexis Sánchez contra el Real Madrid.

La lista es eterna y ahora le agregamos el recontragolazo de Neymar contra el Villarreal.

Quizás Luis Suárez estaba un par de milímetros offside en el inicio de la jugada, pero qué importa. Lo de Neymar es sencillamente magnífico: recepción, giro y control en movimiento -globito incluido al defensor que lo marcaba- y remate de derecha antes de que el balón cayera al piso.

Un gol que hace olvidar que Leo Messi está lesionado y que se sumó al convertido el mismo día por Iñaki Williams del Athletic de Bilbao ante el Espanyol, en donde el delantero vasco evade al chileno Enzo Roco con otro globito de antología antes de ponerla en la escuadra.

Y solo para ponerle un poco más de magia: el tanto de Sergio Ramos ante el Sevilla y que terminó con el defensor del Real Madrid con una lesión en el hombro

¿Cuál te gustó más?