Joachim Löw, entrenador de Alemania, es famoso por sus tácticas, por sus ajustados sweaters y también por meterse los dedos a la nariz en medio de los partidos. Sí, Joachim no se aguanta y cada vez que lo necesita se pone a buscar petróleo entre sus fosas nasales. A veces también se los come.

Una cochinada.

Sin embargo, Löw no se cansa y en el partido inaugural entre Alemania y Ucrania por la Euro 2016, escaló el nivel asqueroso con un momento inolvidable: se metió la mano en la parte frontal del pantalón y luego se puso a oler sus dedos. Suena inverosímil, pero la verdad es que a Joachim Löw no le importa si hay cámaras o no:


Guácala.

Pero como les decíamos, Joachim Löw es incontrolable y minutos después volvió a meter su mano en el pantalón -ahora en su parte trasera- para regalarnos esta postal

A modo recopilatorio, otros momentos asquerosos de Joachim Löw al mando de Alemania:

Con el sonido de las vuvuzelas, en Sudáfrica 2010

Brasil 2010, quitándose un moco y luego dándole la mano a Cristiano Ronaldo