El FC Viktoria Plzen de República Checa inauguró una nueva amenidad en su estadio, el Doosan Arena. Se trata de dos gigantescas latas de cerveza que, desde ahora, serán los nuevos banquillos de suplentes del club.

La instalación es parte de un nuevo acuerdo entre el equipo y la cervecería Gambrinus, famosa por sus brebajes estilo pilsener.

Cada banquillo posee asientos de cuero convenientemente calefaccionados, una característica vital para los jugadores, sobre todo, cuando se acerca el duro invierno europeo.

Buenísimos, ¿no?

La única queja es que los asientos no tienen posavasos.