E=mc2 es una verdad científica tan irrefutable como Brasil=fútbol. La cercanía del Mundial 2014, a realizarse en el gigante sudamericano, parece realzar aún más aquella ecuación. Sin embargo, no todo el mundo está contento. La organización de la Copa del Mundo costó 30 mil millones de dólares y muchos creen que tamaña inversión desvió recursos destinados a programas de educación y salud. Eso, sumado a incrementos en el valor de alimentos y transportes, convergió en una masiva explosión social que coincidió con el desarrollo de la Copa Confederaciones, el torneo de selecciones previo a la gran cita futbolera del próximo año.

La gente salió a las calles de las ciudades más importantes del país y protestó contra las desigualdades que se viven, entre las cuales también existen expropiaciones y exceso de celo policial.

Sin embargo, las manifestaciones también se experimentan en internet y las redes sociales. Carla Toledo Dauden, por ejemplo, expresó su enojo realizando un video que luego subió a YouTube. Se titula “No, I’m not going to the World Cup” (No, no estoy yendo a la Copa del Mundo), en donde resume el gasto desbordado en que está incurriendo el estado brasileño y enumera las injusticias que se han alimentado del torneo. El clip tiene cerca de 3,5 millones de visitas.

“Me gusta el fútbol y los deportes en general”, relata a XY, la cineasta brasileña, residente en California. Carla, sin embargo, cree que un Mundial no es algo que Brasil necesite. Aquí expone sus motivos.

-¿Por qué comenzaste esta campaña contra la Copa del Mundo?

-La campaña no es contra la Copa del Mundo. Preferiría decir que es una campaña de conciencia sobré que se está haciendo debido a la Copa del Mundo. Mi intención no es boicotear el evento, pero sí llamar la atención a los problemas que tenemos y generar conciencia y presión para que los cambios sucedan. Esperamos que las discusiones que están apareciendo en torno al video puedan ayudarnos a encontrar una solución y formas de hacer las cosas mejor.

-¿Cuál es el impacto del Mundial en Brasil? ¿Está ayudando a generar dinero por turismo o es sólo un malgasto?

-Los comités populares podrían responder mejor esa pregunta. No soy especialista y no soy activista. Soy simplemente una ciudadana protestando en contra de cómo se están haciendo las cosas. Como digo en el video, creo que el Mundial traerá dinero a Brasil, la gran pregunta es dónde irá ese dinero, y a qué vidas afectará. Probablemente será a la vida de aquellos que ya tienen el dinero. También debemos considerar los costos de mantener las estructuras que estamos construyendo y que costará millones por mes. Pero más aún, el impacto social en aquellos que están siendo removidos de sus casas. Se estima que cerca de 170 mil personas están amenazadas con expropiaciones. Es difícil explicar todo en un video o en una entrevista, pero pueden leer más en estos tres links:

http://www.conectas.org/politica-externa/cartao-vermelho-para-os-absurdos-da-copa-da-fifa 

http://www.apublica.org/2013/06/por-protestam-contra-copa/

http://comitepopulario.wordpress.com/

Estadio Brasil

Carla cree que Brasil no necesita más estadios. La gente opina que la Copa del Mundo es para las élites.

-Brasil, ¿necesita más estadios?

-En mi opinión, no. Necesitamos más y mejores clínicas, hospitales y colegios.

-¿Podrías explicar  más la idea que expones en el video sobre por qué un país no necesita incentivos para cuidar a sus propios ciudadanos?

-Nosotros pagamos impuestos realmente altos en Brasil, y el propósito de esos impuestos es (o debería ser) dar a los brasileños un buen sistema de educación pública, salud y seguridad. Cuando la gente dice que la Copa del Mundo es un incentivo para hacer las cosas mejor, significa que estamos preocupándonos de nuestra situación solo porque ahora el mundo nos estará mirando. Hemos estado pagando impuestos altos por años, entonces deberíamos haber estado trabajando por un mejor país por años y no solo ahora.

-Probablemente estamos lejos de llamar esto como “la primavera brasileña”, pero qué crees de este despertar ciudadano, de la gente saliendo a la calle por sus derechos

– Es maravilloso que la gente salga, proteste y pida los cambios que quiere ver. Estamos mostrando nuestro poder en un estado de derecho democrático, y mostrándole al gobierno que los estamos monitoreando. Sin embargo, tenemos que estar muy tranquilos, informados y responsables en saber por qué estamos protestando. En este tipo de momentos es fácil salirnos de nuestras cabezas y pensar en medidas extremas, pero debemos ser pacientes y darnos cuenta de que si nos mantenemos enfocados en metas tangibles, podemos ambiar mucho en el tiempo. La protesta en contra el aumento del precio de los buses es un ejemplo de victoria (N. de la R: transportistas revirtieron alza ante descontento ciudadano). Debemos seguir así.

 

*****

A Carla Toledo puedes seguirla en:

@CarlaDauden

http://www.carladauden.com/