¿Cómo convertir un plantel numeroso, pero escaso en talento, en una máquina aceitada y de ritmo frenético e infernal? Marcelo Bielsa, DT argentino de 59 años recién cumplidos, ha enfrentado el desafío en más de una ocasión. Trabajos en Newell’s Old Boys -carajo- de Argentina, en la Selección de Chile o en el Athletic de Bilbao de España demuestran que el resultado, varias veces, coqueteó con el éxito y el reconocimiento entre sus pares, hinchas y viudas… las viudas de Bielsa.

El Loco, sabe de fútbol y hoy tiene una nueva misión: el Olympique de Marsella.

Esta es su revolución francesa.

Después de una temporada sin fútbol, seguramente refugiado en su finca de Rosario, Bielsa abrió los oídos para escuchar ofertas. Clubes y selecciones hicieron fila, pero no es fácil convencerlo. Es más, Bielsa es quien elige cuál será su próximo trabajo y hace un mes decidió que sería en el sur de Francia, conduciendo los destinos de Les Phocéens.

El OM es el club más popular del país, tiene 9 títulos (el último en 2010) y también historias de potreros. En 1993 ganaron la Champions League, pero les quitaron el título y los mandaron a la segunda división de Francia, luego de descubrir un escándalo de arreglo de partidos. Recién a fines de los 90 el equipo comenzó a mostrar signos de resurrección. Hoy la casa está limpia y cuenta entre sus figuras al arquero Steve Mandanda, el volante Mathieu Valbuena y el delantero ghanés André Ayew.

Marcelo Bielsa

Crédito: Karim Haddouche / OM.net

Cuando Bielsa llegó al Aéroport de Marseille Provence varios fanáticos lo esperaban, sin embargo, el entrenador hizo una finta y salió sin ser visto. Tan Marcelo. Desde entonces, la prensa ha tenido que ir descubriendo su personalidad, sus rincones, tal como tantos otros han debido hacerlo en el pasado. Bielsa es un ser escurridizo, hermético. En todo este tiempo, el argentino ha estado encerrado en las dependencias del club, sin ninguna conferencia ante los medios, y apenas 15 minutos abiertos a las cámaras. En esa escasa ventana durante la cual él se refugió en su oficina. Tan Marcelo.

¿Qué está haciendo? Lo que se sabe es gracias al sitio oficial del club, el amistoso ganado al Bayern Leverkusen por 4-1 y lo que captura la prensa subiéndose a árboles o descubriendo algún orificio en el entramado del OM. Al tanto de esto, Bielsa ya pidió agentes de seguridad, walkie talkies incluidos, para impedir más filtraciones. “El entrenador nos dijo que debemos estar unidos, seguir las instrucciones y querer ganar. El Marsella de Bielsa… ¿La receta del milagro?”, ironizó Raymond Domenech, ex entrenador de Francia, sobre los métodos y secretos de su colega.

De esos 15 minutos, el amistoso y el trabajo de espionaje vegetal, el OM luce patrones similares a los vistos anteriormente en otros equipos de Bielsa: múltiples transiciones defensivas y ofensivas, cambios en el dibujo, presión en campo rival, recuperación y verticalidad. Todos conceptos repetidos en su diccionarios, al igual que sus paseos midiendo los campos de entrenamiento, moviendo jugadores de plástico y gritando en la orilla, junto a su asistentes, entre ellos Javier Torrente (ex DT de Cobreloa), y un traductor Bielsa-francés

En el video anterior, el ejemplo de un momento Bielsa: “¡Djédjé, caramba!”. El marfileño Brice Dja Djédjé no entiende ni una gota de español, por lo que deben explicarle qué diablos significa “caramba”

“Es un entrenador fantástico. Lo hizo bien en Argentina, Chile y también en el Bilbao. Seguramente hará muchas cosas buenas en Marsella”, afirmó Rudi Voeller, ex goleador del club. Desde dentro del plantel, la convicción es similar y se dan más luces sobre su labor al mando. “Él es alguien que vive por el fútbol, que ama al fútbol y ama a sus jugadores”, indicó el alero Florian Thauvin a Goal.com. “Sabíamos que habría muchos cambios, que el entrenador era muy riguroso. No es fácil correr tanto como lo hemos hechos, pero nos acostumbramos y está yendo muy bien”, agregó.

La revolución está en curso.

*La League One de Francia comienza el próximo 9 de agosto.