Desde México 1970 que no había una Copa del Mundo con un promedio de goles tan alto en los marcadores. Brasil 2014 ha sido una oda al momento clímax del fútbol y en la abundancia caía de cajón que alguien entraría en los libros de historia: ese hombre es Miroslav Klose, quien durante el fin de semana convirtió en el empate 2-2 entre Alemania y Ghana y llegó a los 15 tantos en mundiales, los mismos de Ronaldo.

El hito, por cierto, es la excusa para recordar a los 7 máximos goleadores en la Copa del Mundo

7. Jurgen Klinsmann: 11 goles

Jurgen Klinsmann

German Federal Archive CC-BY-SA-3.0-de

El actual entrenador de la selección de Estados Unidos respiraba goles. Cuando era niño podía hacer hasta 16 en un mismo partido. Sin embargo, su llegada al profesionalismo fue lenta y paulatina. Básicamente porque sus padres quisieron que primero terminara de saber todo sobre panadería, el negocio de la familia. Stuttgart, Inter de Milán, Mónaco, Tottenham y Bayern Münich celebraron con su extraordinaria capacidad. Lo mismo que el combinado nacional. En la Mannschaft tiene un lugar especial gracias a sus 11 goles en tres mundiales (1990, 1994 y 1998).

Aquí su primer gol, en Italia 1990, ante Yugoslavia

6. Sandor Kocsis: 11 goles

La “Cabeza de Oro” jugó apenas un Mundial, el de Suiza 1954. Apenas cinco partidos, pero suficientes para que el delantero húngaro dejara una huella en los anales del fútbol. De gran juego aéreo, Kocsis completó una carrera con más de un gol por partido (un honor que solo comparte con el alemán Gerd Müller) y que lo llevó a defender la camiseta del Barcelona. Cuando se retiró abrió un restorán en la ciudad condal, llamado Tete D’Or, en honor a su sobrenombre.

5. Pelé: 12 goles

Pele

Agencia Brasil / CC 3.0

O Rei lideró a Brasil en la obtención de tres títulos mundiales (1958, 1962 y 1970), marcando en 12 ocasiones. Nacido en Minas Gerais y adentrado en el balompié por su padre, Dondinho, Edson Arantes do Nascimento (su nombre real) comenzó pateando pelotas de papel o bolas de calcetines hasta convertirse en una sorpresa en la nómina brasileña de Suecia 58, donde pilló al mundo con los pantalones abajo.

4. Just Fontaine: 13 goles

Just Fontaine

Goleador con zapatos prestados

La gran gesta del francés nacido en Marruecos nunca fue igualada. Hay jugadores que tienen más goles que él en la historia de los mundiales, sin embargo, nadie marcó tantos en una sola Copa del Mundo. Just Fontaine convirtió sus 13 goles en Suecia 1958. Si bien no le alcanzó a los galos ante el Brasil de Pelé, el nombre del delantero está en el panteón de los dioses del fútbol. Gran parte de su épica, eso sí, la debe a dos compañeros: las asistencias de Raymond Kopa y los zapatos de su compañero Stephane Bruey. A Fontaine se le rompieron los suyos en un entrenamiento y Bruey le prestó los suyos. “Mis goles estuvieron inspirados por el encuentro de dos mentes en una bota”, decía Just.

 

 3.  Gerd Muller: 14 goles

Gerd Muller

El Bombardero de la Nación

El goleador alemán necesitó dos mundiales para superar la marca de Fontaine, México 1970 y Alemania 1974. Bajo, lento, pero un verdadero rey del metro cuadrado. Los instintos goleadores de Müller eran fantásticos, al punto de ganarse el amor de los hinchas y el apodo “Bomber der Nation” (El Bombardero de la Nación). En su carrera de clubes triunfó en el Bayern Münich. Una vez retirado sufrió problemas de alcoholismo, pero el apoyo de sus ex compañeros lo sacó adelante. Hoy está feliz por Klose, pero cree que Thomas Müller -quien hoy cuenta con 8 goles en mundiales- batirá todas las marcas conocidas hasta hoy.

2. Miroslav Klose: 15 goles

Salto -por sus piruetas después de convertir un gol- Klose es el tercer alemán en esta lista, lo que de alguna manera refleja el éxito de los teutones en la historia de las Copa del Mundo. El registro está calentito, lo acaba de lograr en Brasil 2014, en el duelo entre Alemania y Ghana, y acumula anotaciones en el 2002, 2006 y 2010. Con 70 goles, además, es el goleador histórico de la Mannschaft (superando a Gerd Müller por 2). Klose nació en Polonia, pero decidió jugar en Alemania, donde vive desde los ocho años. Humilde y sin estridencias es también un tipo conocido por su fair play. En 2005 pidió a un árbitro que no cobrara un penal que había pitado, porque no era foul, y en 2012 renunció a un gol por haberla tocado con la mano, algo que había pasado inadvertido para los jueces.

1. Ronaldo: 15 goles

El brasileño tiene los mismos goles que Miroslav Klose, pero los logró en menor cantidad de mundiales: 3 (1998, 2002 y 2006). Su capacidad frente al arco es fabulosa y no por nada es conocido planetariamente como El Fenómeno. Jugó en Barcelona y Real Madrid, así como en el Milan y el Inter. En Corea-Japón 2002 fue el goleador con 8 tantos (la cifra más alta desde Fontaine en 1958) y cumplió su récord en Alemania 2006, con dos cirugías de ligamentos en las rodillas y con serias dudas sobre su peso. Para quienes nacieron el siglo pasado, el Gordo Ronaldo es el único y verdadero. El resto es publicidad.