El ex piloto de Fórmula 1 Michael Schumacher batalla por su vida luego de sufrir un accidente de esquí. El alemán practicaba este domingo en las canchas del Méribel Resort, en los Alpes franceses, cuando súbitamente perdió el control de su equipo, estrellando su cabeza con una roca. El personal de seguridad del recinto lo asistió rápidamente antes de trasladarlo vía helicóptero al Hospital de Grenoble, donde fue operado para contener una hemorragia cerebral.  “Se encuentra en estado critico, una condición vital muy comprometida, sigue en un estado muy serio de riesgo vital. Por el momento no podemos decir nada sobre el destino de Schumacher”, declaró el médico Marc Penaud.

La noticia remeció el mundo tuerca. Su hermano Ralf, el actual monarca de la F1, Sebastian Vettel, el español Fernando Alonso e incluso la canciller germana, Angela Merkel, han expresado su conmoción por el difícil trance que vive el Kaiser.

Esperando que pueda recuperarse, repasamos su historia y te contamos 10 cosas que debes saber sobre Michael Schumacher, un Maestro XY

1. Es el mejor piloto en la historia de la Fórmula 1

Muchos pueden debatir en torno a elementos cualitativos de su manejo e incluso postularán a otros nombres bajo la categoría (Fangio, Senna). Sin embargo, los números son elocuentes: Schumacher posee 7 títulos de Fórmula 1, más que ningún otro corredor. Dos de ellos fueron obtenidos en Benneton (1994 y 1995) y los restantes cinco en su dorada etapa como líder de Ferrari (2000-2004). El alemán es también el piloto con más carreras ganadas (91) y el con más pole position (68).

Schumacher Ferrari

2. Fue un campeón precoz

Schumi empezó a pistear como un campeón casi al mismo tiempo que aprendió a caminar. Su padre, Rolf, le sacó los pedales a un kart y en su reemplazo le puso un motor. Michael tenía 4 años cuando tuvo su primer choque con un poste. En vez de cortarle las alas, lo llevaron a una pista. Ahí se paseo a todos sus rivales, ganando varios torneos juniors, pero sin poder avanzar a divisiones más competitivas, porque no cumplía requisitos de edad (14) para obtener una licencia. Una vez conseguida, los éxitos se siguieron apilando hasta que captó la atención de la Fórmula 1.

3. Sus polémicas al volante

El heptacampeón no era un ángel en las pistas. Schumacher tenía talento, pero también algunos defectos. ¿El más feo? Con tal de ganar era capaz de hacer trampa. En la carrera final de 1994, el alemán dominaba la competencia un punto sobre el inglés Damon Hill. Cuando este intentó sobrepasarlo a pocas vueltas del final, Schumi lo chocó ¿casualmente?. Con los dos afuera y sin ningún otro rival que pudiera alcanzarlo, el alemán se coronaba por primera vez campeón de la F1 y se ganaba el odio de los ingleses. En 1997 realizó una maniobra similar con Jacques Villeneuve, aunque sin el mismo éxito. Finalmente, en Ferrari -y sin ninguna amenaza de por medio- obligó al equipo a dejarlo ganar el Gran Premio de Austria 2002 por sobre su compañero de equipo, Rubens Barrichello, quien había dominado la carrera.

4. El retiro con elástico

El Kaiser se retiró de la Fórmula 1 al final de la temporada 2006. Tras dejar el volante colaboró con Ferrari en varias ocasiones e incluso, en 2009, estuvo a punto de volver en reemplazo de un accidentado Felipe Massa. Sin embargo, una caída en moto le impidió volver a los monoplazas. El bicho, en todo caso, estaba instalado y en 2010 se confirmó su regreso a las pistas, no por el Cavallino Rampante, sino que representando los colores de Mercedes. Con 41 años, Schumi acabó la temporada sin triunfos y en el noveno puesto. En 2011 terminó octavo y en 2012 su posición final fue el puesto 7.

5. Su amor por los deportes extremos

Si bien su romance eterno son los autos, Schumacher ha tenido más de un pololeo con las motos e incluso otros deportes en que la velocidad desafia otros factores físicos, como es el caso de la gravedad. Al alemán le gusta el esquí, pero por sobre todo el paracaidismo. Una vuelta por YouTube arroja un par de videos en donde el piloto salta al vacío y graba su performance en los aires. El clip que seleccionamos es de una sesión en Dubai, en la cual Schumi vuela junto a su esposa Corinna, con la famosa Palm Island de fondo.

6. Su pasión por el fútbol

El amor por los deportes no acaba en las alturas. El campeón alemán también adora los caballos y el fútbol. Schumacher es un delantero más que decente y se ha lucido en varios partidos amistosos que buscan reunir fondos para alguna causa solidaria. Pero no solo eso. El tipo también ha sido parte del FC Echichens, cuadro que juega en las divisiones inferiores de la liga suiza.

7. Le gustan los piscinazos

No nos referimos a su gusto por el nado, sino que a este video en YouTube en que simula un penal, al ser marcado por el defensor holandés Khalid Bouhlarouz. Nadie le creyó.

8. Detesta la atención mediática

Michael Schumacher nunca fue muy amigo de la prensa y menos de la farándula. Lo suyo es vivir aislado y mantener a su familia alejada de la atención pública. De hecho es bien poquito lo que se sabe de su vida personal: está casado con Corinna Betsch desde 1995 y tiene dos hijos, Gina-Maria y Mick. El clan vive en una alejada mansión en Gland, Suiza.

9. Su campaña en Chile contra el exceso de velocidad

En agosto de 2013, el gobierno chileno a través de su ministerio de Transportes y la Comisión Nacional del Tránsito (Conaset) lanzaron una campaña publicitaria destinada a tener “tolerancia cero con el exceso de velocidad”. El rostro de este esfuerzo de seguridad vial fue el piloto alemán, quien aceptó sin cobrar ni siquiera un peso. En el spot, el Kaiser llama “estúpido” a quienes intentan meter el pie en el acelerador y a todos los que se creen Schumacher

Schumacher Chile,

10. Construyen una torre con su nombre

El estilo de vida del piloto alemán inspiró a una firma de arquitectos (PNYG) para desarrollar el concepto Michael Schumacher World Champion Tower. La idea consiste en construir edificios alrededor del mundo que representen el estilo del Kaiser. La primera ciudad elegida para uno de estos proyectos es Abu Dhabi, donde se planea levantar una torre de 250 metros junto a un exclusivo embarcadero de yates. Para saber más sobre este emprendimiento inmobiliario, visita este link.

Schumacher Tower