Uno de los torneos deportivos más excitante del mundo abrió la cortina este martes. La NBA está de vuelta y los Miami Heat iniciaron la defensa de su título faenando en casa a los Chicago Bulls, uno de los equipos que aparece como amenaza a ese reinado. También hubo acción con Los Angeles Lakers, quienes vencieron a los Clippers, sus vecinos ruidosos, y los silenciosos Indiana Pacers dieron cuenta de un Orlando Magic que busca espantar la pesadilla 2012-2013.

La temporada 2013-2014 presenta varias interrogantes: ¿seguirá siendo el reino de LeBron James? ¿podrá D-Rose olvidar sus lesiones en los Bulls? ¿cómo funcionará Dwigh Howard en los Rockets? ¿qué será del millonario experimento de los Nets? ¿cómo será para los Thunders iniciar sin Russell Westbrook? ¿cuánto básquetbol le queda a Kobe Bryant?

Para empezar a responderlas, revisa este análisis especial de los 30 equipos de la NBA, de cara a la temporada 2013-2014:

Conferencia Este

División Atlántica

Rajon Rondo

Rondo tendrá que comandar a unos Celtics en reconstrucción (CC BY 2.0 / mariselise / http://www.flickr.com/photos/mariselise/)

Boston Celtics: Época de transición en Bean Town. El coach, Doc Rivers, armó maletas rumbo a Los Angeles Clippers y en un intercambio inexplicable de jugadores con los Nets, partieron tres bastiones de las últimas temporadas: Paul Pierce, Jason Terry y Kevin Garnett. ¿Qué harán los Celtics? El nuevo proyecto está en manos de Brad Stevens, un entrenador de 37 años, sin experiencia previa en la NBA y al que trollean por no tener ni siquiera barba. Gran parte de su debut descansa en Rajon Rondo, la gran estrella de los Celtics y quien viene recuperándose de una lesión. Jeff Green y Avery Bradley deberían tratar de ayudarlo en una tarea que aparece como titánica.

Brooklyn Nets: El millonario Mikhail Prokhorov decidió gastar 189,4 millones de dólares para hacer brillar al equipo y dejar de estar a la sombra de los Knicks. A las incorporaciones de Paul Pierce, Jason Terry y Kevin Garnett, el equipo suma un sexto hombre de nivel, como es el caso de Andrei Kirilenko. Puede ser un asilo de ancianos, pero la experiencia de estos nombres puede ayudar a un Deron Williams que viene al alza. La charla técnica, en tanto, estará a cargo de Jason Kidd, ex estrella de la NBA, quien debuta en estas lides.

New York Knicks: El equipo de la Gran Manzana es quizás uno de los más sobrevalorados en la historia de la NBA, pues su fama no calza con sus pobres registros (apenas dos títulos, el último en 1973). ¿Cambiará algo este año? Es difícil. Si bien Carmelo Anthony es una estrella de primera línea, al momento de ser equipo hay algo que no funciona. Las incorporaciones (Metta World Peace, Tim Hardaway Jr o Andrea Bargnani) no parecen suficiente para cambiar la dirección. ¿Qué hay de Amar’e Stoudemire? Todo dependerá de cómo anden sus maltratadas rodillas.

Philadelphia 76ers. Qué lejos están los años de Allan Iversen. Los 76ers tienen pinta de ser la cola de esta temporada. Si bien tienen a un gran jugador como Evan Turner, faltan mosqueteros que le ayuden a tapar la miseria. Quizás algo pueda aportar Thaddeus Young, pero será difícil sostener una ofensiva cuando el llamado a organizarla será el novato Michael Carter-Williams

Toronto Raptors. Ya eliminados, los canadienses cerraron la temporada pasada con 7 triunfos en 9 partidos. La racha sirvió para darse cuenta que hay cierto potencial en el equipo. Gran parte de esa pólvora reside en el centro lituano Jonas Valanciunas y en lo que pueda crecer Rudi Gay, un jugador joven, que ha ganado algunos partidos, pero que todavía tiene ciertos ripios. Gay está llamado a ser el jugador franquicia de Toronto y si explota no sería raro ver al equipo en playoffs. No descartar el aporte de Amir Johnson y de Kyle Lowry.

División Central

Derrick Rose

D-Rose parece sano después de 18 meses. (CC BY 2.0 / Keith Allison / http://www.flickr.com/photos/keithallison/)

Chicago Bulls. Corren como favoritos inmensos para dominar esta zona. La gran pregunta que ronda en los Toros es si Derrick Rose, su máxima figura, podrá escapar de las lesiones que lo han atormentado en los últimos 18 meses. De ser así, se anota en la lista para ganar el trofeo MVP. Eso, más los invaluables aportes de Joakim Noah, Luoll Deng y Jimmy Butler, ponen a Chicago como un candidato a robar el protagonismo de los Heats. ¿Volver a la época dorada de los 90, comandados por Michael Jordan? Quizás es pedir demasiado.

Cleveland Cavaliers. El equipo tiene un elemento seguro que garantiza calidad: Kyrie Irving enfrenta su tercera temporada en la liga convertido en una estrella -o casi. Pero en este deporte no basta jugar solo y el plan es comenzar a construir un plantel a su alrededor. Tristan Thompson y Dion Waiters pueden ser sus escuderos y Anderson arejao, si está saludable, puede ser otro aporte bajo el tablero. ¿La incógnita? Lo que pueda hacer Andrew Bynum, más allá de sus cortes de pelo.

Detroit Pistons. Si se alinean los astros puede ser una gran temporada para los Pistons. Se añadieron varios jugadores con cierto pedigree al plantel y solo falta ver cómo funcionarán el engranaje dentro del court. Una curiosidad es que abundan los zurdos: los recién llegados Josh Smith, Brandon Jennings y Greg Monroe se sumarán a Andre Drummond. Jenning, además, está llamado a conectar con Chauncey Billups que vuelve a casa. Otro punto de atención será el novato Kentavious Caldwell-Pope

Indiana Pacers. Paul George es el timón que mueve a este barco que estuvo a punto de eliminar a los Heats en la final de la conferencia este. No es un equipo bullicioso, pero sobre la base de un excelente trabajo defensivo, los Pacers se encumbran como un candidato serio. Se supone que George es un año más experimentado y eso puede surtir efecto con un trabajo más engranado junto a David West, Roy Hibbert y el regreso de Danny Granger. Indiana sumó además al argentino Luis Scola para poner un pulmón extra desde la banca.

Milwaukee Bucks. Sinónimo de equipo inconsistente, nadie entiende cuáles son sus objetivos para esta temporada. Sin Monta Ellis o Brandon Jenning, el peso del equipo parece caer en Larry Sanders, segundo en bloqueos durante la temporada pasada de la NBA, pero aún un jugador lleno de ripios. El nuevo técnico, Larry Drew, está llamado a armar algo parecido a un plantel con jugadores que sobraban en otros equipos, como es el caso de O.J. Mayo, Giannis Antetokounmpo y el argentino Carlos Delfino.

División Sudeste

Emeka Okafor

Si se recupera de sus lesiones, Okafor será vital para los Wizards. (CC BY SA 2.0 / Keith Allison / http://www.flickr.com/photos/keithallison/)

Atlanta Hawks. Dejaron partir a Josh Smith y todas sus opciones de tiro, pero los Atlanta Hawks esperan cubrir el espacio con un esfuerzo combinado entre Al Horford, que al fin tiene tierra disponible para crecer, y la llegada de Paul Millsap. La conferencia este es dura y el equipo, además, necesitará que Jeff Teague consolide el crecimiento logrado en la última temporada y que el novato Dennis Schröder muestre las cartas que lo tienen convertido en un personaje de alto vuelo en redes sociales.

Charlotte Bobcats. La experiencia de Michael Jordan como dueño de un equipo no ha sido tan dulce como su vida de estrella en el court. Los Bobcats son prueba de ello, aunque para esta temporada algo de luz se ve al final del túnel. El fichaje de Al Jefferson surge como base de un proyecto que quién sabe cuándo terminará. Pero es algo. La presencia de un par de rostros decentes, las esperanzas en el novato Cody Zeller y el esfuerzo por mejorar la defensiva, acompañan esas expectativas.

Miami Heat. King LeBron busca su tercer anillo consecutivo, un nuevo título de MVP y comenzar a construir una casa al lado de grandes de todos los tiempos, junto a tipos como Michael Jordan. Lo malo de esto es que todo el mundo quiere derrotarlos. ¿Cómo zafará James? Rodeado de los hombres que le han ayudado en la tarea: Dwayne Wade y Chris Bosh. Wade ha estado algo lesionado, pero las inclusiones de Greg Oden y Michael Beasley, buscan tratar de minimizar el daño, dando una rotación adecuada al plantel. ¿Podrán mantener la corona?

Orlando Magic. La magia fue insuficiente para Orlando durante la temporada anterior. De hecho, fueron el peor equipo de la conferencia. Hay bastante juventud donde echar mano, pero el punto es ordenarla y darle un peso dentro de la liga. Las principales esperanzas en ese sentido apuntan al despegue de tipos como Nikola Vucevic, Tobias Harris y, quizás, Victor Oladipo, quien será parte de un experimento como conductor. En caso de acertar, conseguirán algo más de respeto que en 2012-2013.

Washington Wizards. Parte del éxito o el fracaso de los Wizards depende en gran parte de que tan rápido vuelve a las canchas Emeka Okafor. El centro parece estar saliendo del sótano de las lesiones y podría sumarse a Nene, a un John Wall cada vez más maduro y a un escolta interesante como es el caso de Bradley Beal para pensar en grande. La adición de Otto Porter también es otro punto a considerar en una misión que podría hacerlos aterrizar en playoffs.

Revisa acá la conferencia oeste