Colo Colo venció a O’Higgins por 3-0 y su camino parece limpio para poner la estrella número 30 en sus vitrinas. Los albos están a 7 puntos de su más cercano perseguidor, y parte de ese trabajo es gracias a su archirrival, Universidad de Chile, que venció cómodamente a Universidad Católica en el clásico universitario número 178 de la historia. Fue un 3-0 generoso por lo visto en el campo, pero bien obrado e irrefutable. Sobre todo a la hora de apuntar la figura del encuentro: Patricio Rubio

El santiaguino tiene buenos números del Clausura 2014, de hecho, es el goleador del torneo con 11 conquistas. Sin embargo, su puesto como titular está en duda desde que el 1 de marzo pasado fue sacado del equipo inicial ante Unión Española. Los rumores de pasillo hablan de poco compromiso y desgano en los entrenamientos, motivos suficientes para el DT, Cristián Romero, en su decisión de mantenerlo alejado de los pastos. ¿La paradoja? Cada vez que volvió a entrar (excepto por los 22 minutos ante O’Higgins en la fecha 10), mojó.

Ante la UC no fue la excepción. Además fue la demostración empírica de que Universidad de Chile, no puede vivir sin Rubio, un jugador formado en las inferiores de… Colo Colo, que celebró desbordamante cada gol que les convirtió en los años que vistió la camiseta de Unión Española, pero que ahora festeja sus tantos imitando a Marcelo, el Matador Salas, máximo referente histórico de la U.

El mundo es una contradicción.

Para que se note la influencia de Patricio Rubio en la órbita de Universidad de Chile durante el Clausura 2014, aquí diseccionamos sus números y esto fue lo que encontramos

  • Durante el torneo, Rubio disputó 922 minutos de un total de 1.080 (12 fechas). Jugó 10 partidos como titular, en uno entró al minuto 68 y en otro no fue considerado (fecha 9, ante Unión Española)
  • Sus 11 goles representan un 40,7% de efectividad frente a arcos rivales. Rubio tiene 27 disparos al arco, en 11 partidos disputados (10 como titular y 1 como suplente). Otra manera de verlo es que Rubio convierte 1 gol cada 83,8 minutos.
  • Rubio convirtió cuatro dobletes (enfrentando a Ñublense, Antofagasta, Deportes Iquique y Universidad Católica)
  • ¿Cuándo ocurren sus goles? De las 11 conquistas, solo tres fueron convertidas en la primera parte. Durante este 2014, Rubio es un goleador de segundos tiempos. Otro dato: de los ocho (72,2% del total) que hizo en ese período, cuatro sucedieron en los últimos 15 minutos de partido.
  • Otro elemento importante es que dio 3 asistencias Si se suma a sus goles se puede decir que influyó en 14 de los 25 tantos marcados por la U en el Clausura.
  • ¿Pases? Rubio ha completado 103 de 122, lo que equivale a un 84,4% de efectividad
  • Un punto negativo: Rubio es dueño de 13 de los 27 offsides cobrados a la U durante el torneo, equivalentes a un 48,1% del total del equipo