Nunca me he subido a una montaña rusa. No porque no quiera, sino que por temas de salud. Sufro de una condición médica que frente a la situación me transforma inmediatamente en una gallina. Es algo crónico.

Julien Dupont, leyenda francesa del moto trial, en cambio, tiene la fortuna de no padecer aquel nefasto mal y puede liberar adrenalina en cualquier parte del mundo. Hace unos días, de hecho, fue a la montaña rusa ubicada en la Feria de Chapultepec, en México, para hacer un recorrido por la estructura de madera que tiene 1,2 kilómetros de extensión y que alcanza los 33 metros de altura en su punto más elevado.

Para ponerle emoción, Dupont no quiso los carritos clásicos de esta atracción, sino que decidió recorrer la montaña rusa sobre su motocicleta. Todo parte de un evento al estilo Red Bull y registrado con cámaras de acción en primera persona.

“En la mañana estaba nervioso, no estoy acostumbrado a estas cosas. Fue la vuelta más enferma que he hecho en mi vida”, afirmó Dupont tras el recorrido, en que hizo un par de backflips y experimentó la adrenalina de un descenso asistido solo por la gravedad.