Con 85 años en la espalda, el ex dentista Charles Eugster decidió ponerle acción a su vida de jubilado. Comenzó a moverse, a hacer ejercicios y hoy, una década después, es todo un campeón.

Eugster, probablemente, es el abuelo más en forma del planeta y esta semana lo demostró rompiendo el récord de los 200 metros planos en su categoría, anotando 55 segundos y 38 centésimas en el cronómetro.

Aquí el video, por si no le crees:

Está lejos de los 19,19 de Usain Bolt, pero aquí, sentados en un escritorio todo el día, no estamos para quitarle méritos a nadie. Eugster, además, tiene las marcas mundiales de 60 m. y 100 m. planos, mientras tú seguramente solo acumulas comida chatarra en el abdomen.

Eugster, increíblemente, lleva un año en las pistas. Anteriormente se había dedicado al levantamiento de pesas y al remo, especialidad donde tiene más de 40 medallas.

Su lección de vida, la cual puedes leer en su sitio web, en su Twitter o en su Facebook es que cualquier momento es bueno para llevar una vida sana y abrir las puertas a la longevidad.

“Un envejecimiento exitoso requiere trabajo, dieta y ejercicio. El gigantesco potencial mental y físico de la vejez se mantiene inexplorado. Los cuerpos pueden ser reconstruidos a cualquier edad y así comenzar una nueva vida”.