No vamos a pretender que somos especialistas de rugby, porque apenas sabemos los sobrenombres de las selecciones más importantes de la disciplina o porque sabemos los nombres de algunas figuras de todos los tiempos del deporte (Sébastien Chabal, Jonny Wilkinson, Jonah Lumu). Sin embargo, igual vamos a hablar de rugby. Específicamente del Mundial de Rugby 2015 que se juega en Inglaterra.

De hecho, vamos a ser más específicos: hablaremos de Japón, la selección que sorprendió al mundo ovalado, derrotando a Sudáfrica en uno de los partidos inaugurales. Un sorpresón de antología que tiene un poco de Pep Guardiola entre los ingredientes.

¿Qué diablos tiene que ver Pep Guardiola, DT del Bayern Munich, con el rugby?

El año pasado, Eddie Jones -entrenador de Japón- se reunió con Pep para pedirle algunos consejos tácticos. Los conceptos conversados los llevó del fútbol al scrum, con la idea de ampliar sus chances durante el Mundial. Si bien un partido es muy poco para establecer un análisis, hay ideas que es posible extrapolar. ¿La más notoria? Japón da pases hasta el infinito, expande la cancha, da más pases al infinito, y mueve la pelota de lado a lado hasta que encuentra el espacio. Algo que Guardiola instauró en Barcelona y que continuó en la Bundesliga.

Sí, fútbol y rugby son deportes completamente diferentes, pero eso no quiere decir que no tengan elementos en común.

La reunión ocurrió en diciembre pasado y el objetivo de Jones fue obtener ideas que le permitieran a Japón “ser más flexible tácticamente”. ¿Por qué el fútbol y por qué Guardiola? Jones respondió así a la agencia de noticias Kyodo News:

“El rugby y el fútbol son muy similares en que siempre quieres mover el balón al espacio, y el Bayern Munich y el Barcelona de Pep juegan el juego de pases más fantástico que has visto en tu vida. Los principios son exactamente los mismos… Los mejores equipos del mundo varían su profundidad y su formación en orden para generar la mayor cantidad de espacio”

Clarito.

Japón no destrozó a Sudáfrica (34-32), pero el plan resultó a la perfección. Ahora falta que el jogo bonito o rugby total aparezca contra los otros rivales de su grupo (Samoa, Escocia, Estados Unidos). Si es así se seguirá hablando de ellos por un buen tiempo. ¿Alcanzará para una revolución? No somos expertos, ni menos adivinos.

Si quieres saber más del Mundial de Rugby 2015, visita el link.