Vayas a correr un maratón en Santiago, Londres, Nueva York, Boston o Tokio, siempre es bueno tener un par de recomendaciones a la mano antes de lanzarse a la conquista de los 42 kilómetros. Has entrenado duro y no quieres arruinar todo a última hora.

Por lo mismo, necesitas poner atención a los detalles, tener la cabeza fría y buscar la forma de rendir al máximo en el momento de la verdad. Gran parte de la carrera en tu mente, pero también existen elementos externos que debes controlar para sacar lo mejor de ti.

En esa línea te presentamos 3 consejos simples y esenciales antes de correr un maratón:

1 COMIDA. Durante los últimos tres días antes del maratón carga tu cuerpo con carbohidratos. Nada de grasas ni de proteínas. Necesitas combustión instantánea. Pastas, pan, papas. Agrega un poco de fibra con frutas. No es necesario comer más en cantidad.

El mismo día de la carrera, si es temprano, es ideal tomar un desayuno tres hora antes de la partida. Ayuda a cargar energías y tendrás tiempo necesario para la digestión.

Por supuesto, debes mantenerte hidratado.

2 ROPA. No es tiempo para lucirte con zapatillas nuevas. Corre con zapatillas que conoces, con las que entrenas, esas mismas que se sienten cómodas, aunque sean viejas y hediondas. Un nuevo par podría provocarte ampollas y lesiones inesperadas. Aplica lo mismo para los calcetines.

¿Camisetas? Aléjate del algodón. Se ponen pesadas. Busca telas específicas y con tecnologías dry fit o coolmax. Asegúrate (durante tus entrenamientos) de que estas no te causen irritaciones en la zona de las tetillas.

En cuanto a los shorts, lo mismo que las poleras. Nada de algodón. Considera el uso de alguna prenda de compresión bajo ellos: ayuda a prevenir irritaciones en la zona interior de los muslos.

Finalmente, ten en cuenta cómo será el tiempo durante la carrera. En RunnersWorld.com tienen una excelente herramienta para determinar la ropa adecuada según el clima (en inglés).

3 RELÁJATE. Esto no es como una prueba para el colegio. No sacas nada con ponerte a entrenar más duro a última hora. De hecho, será peor. La recomendación es bajar el ritmo y recorrer menos kilometrajes. No más de 5K durante los dos días previos. Evita las caminatas largas, ir a un museo y apunta a una semana de buen dormir. Nada de fiestas o happy hours con los amigos.

Una vez en la línea de partida, elonga sin exagerar, que no es una clase de yoga. Si eres de los que busca récords corre a ritmo suave por unos diez minutos para entrar en calor. Si vas por la diversión, no es necesario hacer el show, entrarás en calor durante la carrera.