El Campeón del Pueblo está de regreso. Dwayne Johnson, La Roca, reapareció anoche en los rings de la WWE, luego de un año y medio de ausencia.

Una hernia, un desgarro de un músculo abdominal y su continuo trabajo filmando películas lo mantuvieron bastante alejado de los cuadriláteros. Si bien su parte fue breve, demostró que todavía es quien ronca en la franquicia.

Aprovechando su éxito cinematográfico, todo el show giró en torno a su nuevo estatus de héroe de acción. Y como la WWE es más gringa que las hamburguesas le pusieron un villano arquetípico. Sí, el ruso Rusev con harrrrrta rrrrr en el acento.

Un bocadillo.

The Rock manejó a la audiencia a su antojo. El WWE Raw fue en Brooklyn y Johnson conectó con lugares de la ciudad y eventos actuales como el retiro del beisbolista de los New York Yankees, Derek Jeter, antes de repartirle un par de charchazos a Rusev y pronunciar su mítica frase:

If you smeeeeeeell what-THE-ROCK-is coo-king.

Tras su aparición, rumores de su presencia en Wrestlemania 31 o 32, y una pequeña reflexión del propio Johnson

“Hay algo especial cuando sales al ring, porque tú sabes, tengo un trabajo bien cool y soy feliz haciendo lo que hago. Hago películas y estoy en sets todo el tiempo alrededor del mundo, pero no hay absolutamente nada comparado al tipo de reacción y la conexión emocional con la gente aquí. Y eso lo amo”

A continuación, mira el video del regreso de La Roca a la WWE: