Todos tenemos derecho a opinar lo que se nos plazca de las grandes marcas de comida, ropa, automóviles y redes sociales. En serio, razones de peso no van a faltar para alabarlas o demonizarlas de acuerdo a nuestras creencias.

Sin embargo, lo que no nos esperábamos es que un artista transformara los reconocidos logotipos de Facebook, Nike, McDonalds y Mercedes-Benz en peligrosas armas.

Tom Galle tiene antecedentes en esto de ofrecer obras que desafían los límites. En su última serie llamada “Corp Gear” viene a reforzar su trabajo con la cultura popular al convertir el swoosh de Nike en un puntiagudo cuchillo, la F de Facebook en un diablito, el logo de Mercedes-Benz en estrellas ninjas y la M de McDonalds en una manopla.

El resultado es simplemente asombroso y no muy halagador para los involucrados…

¿Qué te pareció el trabajo de Tom Galle? ¿Cuál crees que es su mensaje?