La curiosidad humana es imposible de detener, sobre todo cuando tenemos la ciencia como argumento. Y para satisfacer ese deseo de conocer y aprender, cualquier esfuerzo es necesario.

Los realizadores de programas para National Geographic sacrificaron dos DJI Phantom Vision Plus avaluados en US$ 1.100 cada uno más dos cámaras GoPro para lograr espectaculares imágenes del cráter de la isla-volcán Ambrym, ubicado en territorio de la República de Vanuatu, a más de 1.700 kms. al este de Australia.

Captura de pantalla 2015-03-01 a la(s) 21.16.27

“Queríamos documentar este lugar de una manera en que nunca fue visto” dice Sam Cossman, explorador y documentalista a cargo de esta expedición al volcán. “Pudimos tomar series de miles de fotografías de la parte superior del cráter y procesarlas con un software especial para lograr el primer modelo 3D del volcán desde el interior” comentó el realizador.

Captura de pantalla 2015-03-01 a la(s) 22.41.06

Los drones soportaron lo suficiente para lograr las grabaciones y fotos, pero luego sucumbieron a las temperaturas superiores a los 600 º celsius, lava ardiente, gases tóxicos y la inestabilidad del aire.

El resultado está aquí y justifica completamente ese sacrificio en nombre de la ciencia: