La vida misma es una aventura, pero hay quienes no se pueden conformar con eso. Quieren vivir más, quieren conocer más, gozar más. Aunque eso a veces signifique sufrir un poco.

Ricardo Fité es una de estas personas. Un entusiasta de la vida que un día del 2011 quiso echarse a andar por la ruta y eligió hacerlo de la manera más desafiante posible. No solo optó por el complicado Rally de Mongolia, sino que además le puso un ingrediente adicional: viajar en una vieja Yamaha SR 250 Classic.

Toda la aventura quedó registrada en “No le digas a mamá que me he ido a Mongolia en moto”, un documental realizado años después junto a su hermano Menna Fité, y que muestra su accidentado viaje por Asia. Un entretenido resumen de las nueve horas de grabación que Ricardo guardó en un iPhone 3 y una pequeña Panasonic Lumix de cien euros.

Fité abrió el baúl de sus recuerdos y nos habló de su fenomenal experiencia:

yamaha_1

¿De qué se trató toda esta aventura?

El Mongol Rally es una actividad benéfica que consiste en viajar desde desde Praga (República Checa) hasta Ulan Bator (Mongolia). No hay asistencia, la ruta es libre, la organización facilita la salida y la llegada, no más. Se puede hacer en coche de menos de 1300 cms3 o en moto de 125 cms3 (en teoría).

En este video se puede ver como lo hicimos para poder llevar a cabo la aventura con Yamaha SR 250 Classic de mas de 20 años y muchísimos kilómetros. De hecho, la moto venía de un siniestro. Con mucha ayuda, más esfuerzo y una gran dosis de ilusión lo logramos. La ruta pasó por Barcelona, Praga, Polonia, Ucrania, Rusia, Kazajastán, Uzbekistán y Kazajastán otra vez, Rusia y, finalmente, Mongolia.

¿Qué fue lo más difícil de enfrentar?

Antes de llegar a Mongolia, la moto fue perdiendo las suspensiones y amortizaciones. Así que al llegar a Mongolia y sus terribles pistas, el chasis se iba partiendo casi a diario y había que parar a soldarlo cada vez. Una fuerte diarrea me hizo perder unos diez kilos y, aunque con la aventura también perdí mis poquísimos ahorros, puedo afirmar que lo volvería a hacer sin pensarlo mucho. Al volver, mi hermano Menna que trabaja en televisión y cine juntó los videos y gracias a él quedó el documental.

yamaha_2

¿Tienes intenciones de volver a hacer un viaje así?

Este viaje lo hice en 2011, después he seguido viajando: En 2012 de Barcelona a Murmansk (norte de Rusia) y acabé trabajando y viviendo en Suecia donde aún sigo instalado. En 2013 alquilé una moto y estuve en el Himalaya indio. En 2014, en moto desde Suecia a Irán y de ahí a Barcelona. Por último, en 2015 he estado en Tayikistán, en otro viaje en moto con salida y llegada desde Estocolmo.

¿Qué queda para el recuerdo?

Lo más difícil fueron las pistas de Mongolia y la diarrea que duró casi todo el viaje. Lo más placentero, fue la experiencia en sí. Nunca olvidaré ese viaje, de todos los que he hecho creo que es el más romántico tanto por el tipo de moto que llevaba como por la inocencia con que lo afrontaba, pues era la primera vez que viajaba a Asia en moto.

Aquí puedes ver el documental completo: