Drew Scanlon es fanático de los juegos y ha trabajado por años cubriendo los diferentes aspectos de esta industria. Pero además, al hombre le gusta explorar el mundo, la gente y los lugares desde la perspectiva de los videojuegos.

A tanto llega su gusto por conocer y recorrer, que es capaz de pasar dos días en la zona de exclusión de Chernobyl con un contador Geiger en la mano y una cámara en la otra, para mostrarle a las nuevas generaciones aquellos lugares que aparecen en juegos como “The Last of Us“, “Call of Duty 4” o “S.T.A.L.K.E.R.“.

En un documental de 27 minutos y medio, Scanlon muestra los abandonados parajes cercanos a la planta nuclear y la fantasmagórica ciudad de Prípiat en un tour fantástico que lo lleva a solo metros del sarcófago que protege la planta nuclear.

Durante dos días recorrió, filmó, comió y durmió en la zona de exclusión de 30 kilómetros que separa la zona más contaminada del resto de Ucrania.

Las imágenes del video se mezclan con escenas de los videojuegos que se inspiraron en esta zona donde todo es peligroso, donde todas las maderas tienen clavos expuestos, donde es mejor no tragar polvo, donde la naturaleza va invadiendo las construcciones del hombre.

El documental es fascinante así que, basta de palabras… Correo video.

Sobre El Autor

Periodista, romántico empedernido, sufridor confeso. Su vida es una película, una comedia romántica con toques dramáticos, pero comedia al fin y al cabo. Cree en Dios para los partidos de la Selección o cuando no puede olvidar a una fémina. Ama el tango y el Glam-Rock, pero no odia el reggaetón. No le gusta como sale en las fotos.