La vida suele ser injusta, pero también suele estar llena de sorpresas agradables.

Para muchos fanáticos de Star Wars, el nombre de David Prowse está lleno de significado. Es, ni más ni menos, que el espigado hombre detrás de la máscara de Darth Vader, el sinónimo de la maldad. Aquel que revela acaso la verdad más potente en la trilogía original de “La Guerra de las Galaxias”, encapsulada en una sola frase: “Yo soy tu padre”.

Pero no… No es este caballero todo tierno que aparece acá en “El regreso del Jedi”…

dvnm

Ese rostro es el de Sebastian Shaw. Lamentablemente, un gran mal entendido privó a David Prowse del papel que le merecía en esa tremenda escena y, lo que es peor, en la historia de las películas de ficción. Sus declaraciones en una entrevista fueron interpretadas como el anuncio del fin de la trilogía de George Lucas, algo que hizo al propio George indignarse y quitarle el merecido protagonismo. Y de paso, sacarlo de la escena de la muerte de Vader.

Prowse pasó a ser el rostro menos conocido del más reconocido de los malos de la historia del cine moderno.

Pero un documentalista quiso rescatar al olvidado actor. Marcos Cabotá se propuso buscarlo, conversar con él y hacerle una oferta que no pudiera rechazar. Todo ello quedó registrado en el documental “I’m your father”, del que te entregamos un adelanto.