Nueva York, no lo vamos a descubrir ahora, es una ciudad fantástica. Exhibe en cada rincón todo lo bueno y lo malo que una metrópolis de esa magnitud puede entregar.

Pero esa magnificencia no siempre es capturada por la lente de una cámara y por eso el trabajo de Tim Sessier que te presentamos ahora es tan asombroso.

Vortex es un cortometraje que explora las maravillas de la ciudad que nunca duerme a través de unas cautivantes imágenes que rotan en tu pantalla y que te darán una nueva forma de apreciar la metrópolis.

Para grabarlas, Sessier tomó su iPhone 8 y lo instaló en un Freefly Movi: Un gimbal que permite grabar imágenes con la suavidad de un ave que vuela por las calles y el tren subterráneo neoyorkino.

El resultado es de una belleza sin igual. Solo tienes que presionar play.