Así como existen mitos sobre fortunas arqueológicas en el fondo submarino, pertenecientes a la Atlántida,  o reliquias doradas en las alturas de Los Andes, en la Ciudad de los Césares, en la localidad de Alamogordo, Nuevo México, se habla de un tesoro bastante particular, cuyo real valor solo puede ser apreciado en los albores del siglo XXI. Una tumba venerada por el mundo geek, un lugar secreto, oculto bajo un vertedero y que guardaría miles de cartridges pertenecientes al juego para Atari 2600, “E.T. The Extraterrestrial”.

En 1982, luego del frenético éxito de la película creada por Steven Spielberg, Warner Communications decidió comprar los derechos del film para desarrollar un videojuego acorde a la ampliamente comercializada consola. Oliendo el negocio, la prensa de la época reporta que la operación costó 23 millones de dólares, reflejando la máxima certeza de que podrían repetir el suceso de los cines en la naciente industria de la entretención con joystick. La gran recepción de otros juegos como “Space Invaders” y “Pac-Man” también alentaban los augurios.

Sin embargo, el juego “E.T. The Extraterrestrial” fue un fracaso. La crítica lo despedazó y la compañía a cargo de su producción corrió para cubrir su vergüenza, escondiéndola bajo tierra. Según el “The New York Times” del 28 de septiembre de 1983, Atari decidió botar “14 cargas de camión de cartridges de juegos descartados y otros equipamientos computacionales en el vertedero de la ciudad de Alamogordo, N.M,” Luego de verter el contenido, lo sepultó bajo concreto. Se supone que, entre ellos, hay miles de copias de “E.T.”

Desde entonces, la leyenda ha ido creciendo, en paralelo con tendencias como el vintage y coleccionismo. No obstante, nadie se atrevíó a averiguar y confirmar la existencia de este cementerio de videojuegos. Hasta ahora. La empresa canadiense Fuel Industries está decidida a investigar cuál es la verdad. Por lo mismo solicitó permisos municipales y escarbará en el vertedero donde se supone que se encuentra este tesoro. Toda la operación la filmarán para un documental sobre el tema.

Atari2600“El vertido de cartridges de E.T siempre ha sido una de las mayores leyendas urbanas en la historia de los videojuegos”, señaló Mike Burns, cofundador de la compañía norteamericana, que está obsesionada con llegar hasta el fondo. “Queremos descubrir qué hay ahí y poner fin a los rumores”, agregó a “Entertainment Weekly”.

Las autoridades de Alamogordo también están expectantes en torno a la búsqueda, aunque anticipan que no será fácil. “La razón detrás de las leyendas urbanas alrededor de este vertido de Atari se debe a que Atari niega el hecho de que trató de sepultar estos videojuegos en la ciudad. Nosotros no sabemos exactamente el lugar donde ocurrió, porque es un sitio de más de 400 mil metros cuadrados”, afirmó a ABC News, la alcaldesa Susie Galea. Sobre los intentos de Fuel Industries, añadió: “Lo que ellos están tratando de excavar es más que basura. Me di cuenta que la industria de videojuegos es más grande que la de entretención y probablemente Atari llevó al ascenso de Nintendo. Para la comunidad gamer esto es una gran prospección en la historia de Atari”.

Las excavaciones deberían comenzar durante el mes de julio.