Juntaste peso a peso, rompiste la alcancía y seguramente pediste un crédito. Todo para conseguir la última maravilla de la tecnología: una TV Full HD, con resolución de imagen de 1920×1080 píxeles, para ver hasta el mínimo detalle de tu show favorito. Probablemente aún la disfrutas. Pero… sí, tu TV Full HD está pasada de moda. El nuevo objeto de deseo es la televisión 4K Ultra HD, cuya resolución es cuatro veces superior a tu ahora viejo tarro.

Los tentáculos del márketing ya empiezan a promocionarlas y a la vez se abre un debate interesante sobre la real necesidad de tener un TV 4K Ultra HD. Esto debido a una perspectiva biológica -la visión es finita- y a una utilitaria-espacial, pues para sacar partido completo de una resolución de 3840×2160 píxeles, o superior, se necesita un aparato de al menos 84 pulgadas, que pueda desplegar todo el potencial que encierra. Maravilloso para una mansión, ridículo para un departamento.

El punto es que la inclusión de la nueva tecnología a un mercado masivo parece inevitable, sobre todo cuando uno de las industrias que acelera más la entrada de estos productos ya produce contenido en 4K Ultra HD. Hablamos, por cierto, del porno.

Yes! Yes!

La compañía que está dando el salto es Huccio, la cual espera liberar su contenido el próximo 1 de diciembre, a un costo mensual de 25 dólares o un plan anual de 99. ¿La promesa? Hiperrealismo, el detalle de la imagen y el movimiento hasta lo más extremo. ¿Espinillas, acné, lunares? “Parece que ha habido algún tipo de respuesta negativa en internet acerca de cuán “asqueroso” podría lucir el porno en 4K, pero diferimos”, contó Toni Tsai, uno de los creadores de Huccio, a Gizmodo. “Yo diría que se necesitan más cuidados durante la filmación y los procesos posteriores, así como verás más detalles. Detalles significan más fallas expuestas, pero cuando es hecho bien, como esperamos que veas en nuestro contenido, puede lucir sorprendente”, agregó.

¿Cómo luce una escena en 4K Ultra HD? Huccio, junto a la actriz Kiera Winters, promocionan las cualidades del formato, el cual, eso sí, está adaptado a una resolución menor. O sea, mira este video -y mientras no tengas una TV 4K- imagínalo cuatro veces mejor.

El video NO ES APTO PARA EL TRABAJO.

Kiera Winters – Ultra HD 4K – Teaser from huccio on Vimeo.

Fuente: Gizmodo