Entre tanta comida y pan de pascua, el elemento hidratación se vuelve esencial durante las fiestas de fin de año. La idea, claramente, es no morir atragantado

Un  vaso de agua o una copita de vino pueden cumplir la tarea sin ninguna complejidad, pero hay que ponerle un poco de color a los festejos. ¿El champañazo de las 12? Su misión es otra.

Afortunadamente, la vida no acaba ahí.

Estos son los 4 tragos esenciales de Año Nuevo

Cola de Mono

cola de mono

Un trago que se aprende con la abuela (B1mbo / CC BY 3.0)

Es el trago que aprendes a preparar con los abuelos. Tiene una larga lista de ingredientes, lo que permite agregar toques personales que se pasan de generación en generación. El origen de su nombre no es claro, aunque hay par de teorías.

  1. Dicen que el licor era originalmente envasado en botellas de Anís del Mono, licor cuya etiqueta tenía la cola de un simio.
  2. Es en honor a Pedro Montt, ex presidente chileno. La leyenda cuenta que durante una fiesta, el tipo quería irse, pero se le extravió su pistola personal, una Colt. Finalmente lo convencieron de quedarse para seguir disfrutando la velada. Cuando se acabó el licor, siguieron bebiendo, mezclando aguardiente, azúcar y café con leche. Los comensales bautizaron el brebaje como Colt de Montt y con el tiempo el nombre derivó en cola de mono. 

Ahora, ¿cómo diablos llegó a ser uno de los tragos fundamentales de Año Nuevo? Ni idea, pero aquí te dejamos la receta para preparar un litro de este imperdible licor

  • 1 litro de leche (puede ser normal, condensada o evaporada, según el gusto de quien lo prepara)
  • 1 taza de aguardiente (puede ser vodka o brandy)
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cucharada chica de café
  • 1 cucharada chica de vainilla
  • Canela a gusto (molida o palitos)
  • Clavos de olor a gusto
  • Nuez moscada a gusto

Una forma de preparación es hervir el agua junto a la nuez moscada, los clavos de olor y la canela. Luego se debe colar el resultado y volver a verter el líquido en una olla, agregando el azúcar y el café hasta que se disuelvan. Tras esto se mezcla paulatinamente la leche, la vainilla y el aguardiente, revolviendo constantemente. Si es necesario puedes volver a colar antes de dejarlo reposar por unos minutos y antes de envasarlo en una botella. Refrigerar y servir bien helado. Otra opción es empezar hirviendo la leche y disolver las especies más el café y el azúcar en el agua, antes de combinar y añadir el alcohol.

Pisco Sour

pisco sour

Peruano o chileno, el sour abre los sentidos (Dtarazona / CC BY 3.0)

El rey de los aperitivos es otro protagonista de este póker de ases de Año Nuevo. No importa que sea peruano o chileno, su propósito no son los conflictos limítrofes, sino que preparar los sentidos para disfrutar de la cena. Su preparación requiere de algunos trucos, pero nada que implique un doctorado en química. Anote estos ingredientes, pensando en 8 personas:

  • 2 vasos de pisco
  • 1 vaso de jarabe de goma o 1 taza y media de azúcar
  • 2 claras de huevo
  • 4 limas
  • Cubos de hielo
  • Amargo de angostura

Se exprimen los limones y el jugo obtenido se introduce junto al resto de los ingredientes, con excepción del amargo, en una juguera o licuadora. Se combina hasta que haya espuma y que los hielos estén triturados. Se sirve inmediatamente, dándole un toque de amargo de angostura y, si quiere, de canela.

¡Salud!

Borgoña

Borgona

Refrescante y frutal (Nicolás Valencia / CC BY 3.0)

Este brebaje campea durante la temporada primavera-verano. Emerge a la altura de las Fiestas Patrias, en septiembre, y mantiene altos niveles de popularidad hasta que el otoño anuncia su llegada. Su clímax comienza justamente en época de Navidad y Año Nuevo. Dulce y refrescante no requiere de física cuántica para su preparación, pero sí de un poquito de paciencia. Sus ingredientes son:

  • 1 botella de vino tinto
  • 500 gramos de frutillas
  • Azúcar a gusto
  • Hielo

La preparación requiere espolvorear las frutillas con el azúcar. La combinación debe reposar por aproximadamente 30 minutos, ojalá dentro de un refrigerador. Completada esta fase se ponen las frutillas en un jarro y se vierte el vino y los hielos. Se revuelve suavemente y se guarda en el refrigerador por un par de horas antes de servir helado. Ojo que es engañador.

Ponche a la Romana

Amo y señor del Año Nuevo, el ponche a la romana suele ser subestimado y puesto en el mueble del rincón, pero pase lo que pase se transforma en el trago dominante de la jornada. A la hora de prepararlo, la idea central es no quedarse sin suministro. O sea, entre más, mejor. Otra de sus virtudes es la simpleza de su receta.

Estos son los ingredientes:

  • 2 botellas de champagne
  • 1 tarro de piña en conserva
  • 1 litro de helado de piña
  • 1 botella de vino blanco

En el momento de la preparación, la idea es mezclar el vino con la piña molida (algunas personas agregan cognac) y dejar macerar en el refrigerador. Luego se agrega el champagne y se sirve. Una vez en la copa se añade una porción de helado y ya.