¿Recuerdan que hace algunas semanas les hablamos del Fyre Festival? Se suponía que la experiencia sería un festival de música de lujo, súper exclusivo, en una isla de las Bahamas que perteneció a Pablo Escobar y con modelos como Kendall Jenner, Bella Hadid y Emily Ratajkowski. Tal como este video promocional.

Bueno, llegó el primer fin de semana del festival y hay un gran problema: la expectativa no llegó a la cita con la realidad. Según los asistentes -cuyas entradas y acomodaciones iban desde los USD 4.000 hasta los USD 50.000-, el festival en realidad parece una zona de catástrofe, un verdadero caos.

Por ejemplo, esto es lo que se prometía…

… y esto es lo que se entregó:

Instalaciones a medio armar, cerros de basura, perros salvajes, mala comida y la suspensión de vuelos desde Miami a la isla son parte del caos que se vive alrededor del evento. Todos ellos debidamente documentados por la cuenta @.

Es tal el desastre que Blink 182, una de las bandas que iba a estar en el Fyre Festival, decidió cancelar su presentación.

“Desafortunadamente, y después de difícil y cuidadosa consideración, queremos informar que no tocaremos en el Fyre Fest en las Bahamas, ni este fin de semana ni el próximo. No confiamos en que tendremos lo que necesitamos para darles la performance de calidad que siempre damos a nuestros fans”

Whoops. Para más detalles del caos, puedes seguir este feed.