El aburrimiento es un lugar inhóspito, pero si se sabe enfrentar puede ser una fuente fecunda de inspiración y originalidad. Un ejemplo lo vivió el equipo creativo del sitio japonés Omocoro.jp, el cual en medio de la batalla contra el tedio, bajó una idea para diversión propia y la de sus lectores. El primer paso fue elegir al miembro más feo del equipo de redactores, RiqRique, al cual definieron como “la más fea y atroz persona en la historia humana” y “la peor alineación de doble hélice de la humanidad”. Luego le consiguieron una peluca y un vestido, le sacaron fotos y desafiaron a un experto en PhotoShop para una misión casi imposible: transformarlo en una sexy modelo.

La imagen a trabajar fue la que se muestra a continuación:

Feo2

El experto, que trabaja con cantantes y portadas de discos -y cuya identidad se mantuvo en secreto-, exprimió todos sus conocimientos en el software, suavizando los robustas expresiones faciales del redactor, aplicando pinceles en labios y ojos, ademas de borradores para eliminar vellos desde la nariz y otras múltiples y eternas imperfecciones del modelo a trabajar. Después de muchas horas, el resultado fue el siguiente:

Feo3

 

“Lo siento. Es una pérdida total. Mi trabajo es modificar personas, pero mantener su humanidad. Intenté duramente encontrar y exagerar algunas característica de belleza, pero no había ninguna. O sea, solo debería haber dibujado la cara de otra mujer sobre esta horrible foto”, declaró el artista de PhotoShop reconociendo su derrota, que no había sido capaz de cumplir la tarea.

Sin embargo, en internet hay momentos de colectivismo que ponen la piel de gallina, que estremecen y electrifican el cuerpo. Ante el fracaso del primer intento, varios lectores japoneses e incluso otros en Corea del Sur y Taiwán tomaron la posta del trabajo inconcluso y comenzaron a realizar sus propias aproximaciones del desafío. Muchos siguieron el derrotero del revés, pero tantos otros consiguieron obras por sobre lo aceptable.

Aquí una galería de ejemplos:

Por cierto, los dejamos invitados a hacer sus propios intentos y compartirlos.

Sobre El Autor

Volante de contención retirado. De los siete pulmones que tenía, le quedan 1 3/4. No siempre está de acuerdo con lo que dice.