Paradojalmente, todo este fenómeno de lo digital de los últimos 5 años trajo toneladas de nostalgia por lo análogo. Pudiendo tomar fotos con la máxima calidad y definición para aprovechar las ventajas de nuestros smartphones, nos empeñamos en usar aplicaciones que le dan un carácter vintage a nuestras imágenes.

Pero cuando se trata de lo vintage, siempre hay alguien que quiere ir más allá. El mejor ejemplo es la empresa The Impossible Project, quienes crearon su primera cámara fotográfica instantánea. O, en palabras de esta compañía: “La cámara instantánea original, reinventada”.

angle2-800x400

La máquina de fotos se llama Impossible Project I-1 y presenta lo mejor de los dos mundos. La modernidad está dada por la posibilidad de controlar la cámara remotamente y modificar sus parámetros a través de una aplicación nativa que se conecta por Bluetooth. Esto significa que podrás cambiar la apertura del diafragma, velocidad del obturador y configuración del flash. La aplicación además te permitirá hacer algunos trucos como sobreexponer las fotos, hacer doble exposiciones, entre otros. Además, la I-1 viene equipada con una batería que se puede recargar a través de un puerto USB.

Lo vintage está dado por el material foto-sensible que utiliza la cámara: la película Impossible Project tipo 600. Esta es en una reedición de la clásica y descontinuada película Polaroid 600.

La combinación de nostalgia y modernidad da origen a este tipo de fotos:

La cámara aparecerá el 10 de mayo de 2016 en el mercado a US$ 299.