Muchas veces, los iniciados en el mundo de la fotografía suelen tener algunos prejuicios contra las cámaras compactas. A veces de manera justificada, la desconfianza radica en la calidad de imagen que se puede lograr con este tipo de cámaras “de turista”, asociado al hecho de que solían venir con esos malditos zoom digitales que “reventaban el grano” de la foto incluso ante las condiciones de luz más favorables.

Leica ha venido dando la batalla para sacar al mercado cámaras compactas fáciles de usar, pero que entreguen prestaciones superiores. Quizás más cercanas a una cámara semiprofesional o a una DSLR y en ese esfuerzo la Leica TL vuelve corregida y aumentada, en una versión que promete mantener la calidad de imagen en un cuerpo pequeño.

leicatltopPara empezar, ahora no solo podrás usar las lentes tipo T y SL con esta cámara, sino que gracias a un adaptador también se incorpora la famosa óptica de la serie R, con lo cual tu cámara tendrá posibilidades creativas muy amplias.

La cámara integra además un sensor APS-C con 16 megapixeles, pero hizo un upgrade interesante en la cantidad de espacio en la memoria interna de la TL: ahora viene con 32 GB, lo que te alcanza para alrededor de mil fotos a máxima resolución.

La TL viene en tres colores: negro, silver y titanio. Tiene todo lo que podrías esperar de una cámara digital compacta de estos tiempos (WiFi, soporte para memorias SD, flash integrado). Pero, a diferencia de otras, la Leica hace valer su calidad y la TL sale al mercado a los no despreciables USD 1.700.