El mercado de las cámaras digitales está agitadísimo, lo hemos dicho antes. Demasiada competencia (que incluye smartphones) para una demanda que no crece a una velocidad que le permita a todas las empresas tener un buen pedazo de torta con que contentarse.

La consigna interna en las empresas fabricantes es innovar, apostar por las costumbres de moda (hola selfie), o simplemente buscar diferenciarse por la tecnología que incorporan.

De seguro, la apuesta de Sony con su nueva Cybershot RX100 V va en esta última línea. La compañía japonesa lanzó al mercado la que, aseguran, es la cámara compacta con el autofoco más rápido del mundo.

¿Qué tan rápido? Sony asegura que la compacta es capaz de hacer foco en una imagen en tan solo 0,005 segundos. La nada misma. Y ya que de fotos y videos nítidos se trata, esta cámara viene provista con 315 puntos de autofoco, lo que es capaz de cubrir el 65 por ciento del encuadre. O sea, es prácticamente imposible que logres fotos borrosas. Incluso cuando estás capturando la última actuación en el jardín de tu hija y no tenías la cámara preparada.

994cd965d02e91cc99108fead8257aed

Así de chica como la ves, esta Cybershot es capaz de capturar imágenes de 20,1 megapixeles a 24 fps. Por supuesto, también graba videos en 4K, pero también incorpora una tecnología anti-distorsión en el disparador.

Completa la cámara un lente Zeiss y una pantalla touchscreen de alto contraste para ver las imágenes en el momento que las capturas.

La cámara está a la venta por US$ 1.000 en retailers alrededor del mundo.

Finalmente, te dejamos con un video capturado por esta cámara.