La palta -o aguacate como le dicen los herejes- es un alimento maestro, la mejor fruta de la historia universal, según una encuesta hecha entre todos mis amigos, reales e imaginarios.

Es tan genial que incluso su cuesco puede creer un momento de belleza en tu vida. No hablamos de propiedades medicinales o estéticas que postea tu tía en Facebook, sino que de arte, el verdadero alimento para el alma (?).

La artista Jan Campbell es la prueba viviente de que con un poco de tiempo, tenacidad y práctica el cuesco que siempre botas puede convertirse, incluso, en un ingreso extra en tu alcancía.

Ahora, si crees que el arte no vive en tus manos, siempre puedes pagarlo. Jan los vende en su sitio oficial.