La manada de lobos está de vuelta. El próximo 27 de mayo se estrena en Chile “Hangover Part III”, la última entrega de una de las sagas cómicas más exitosas de la década.  “Este es el fin. Es una trilogía, y cuando vean el final de esta película sabrán que se acabó”, afirmó a “The Hollywood Reporter”, el actor Bradley Cooper, quien en interpreta a Phil, el niño bonito de la franquicia.

El grupete, compuesto también por Ed Helms (Stu), Zach Galifianakis (Alan) y Justin Bartha (Doug), volverá a Las Vegas, locación de la primera cinta. Esta vez no habrá despedida de solteros, pero sí un renovado acercamiento con bandas criminales. En medio del viaje, el cuarteto es interceptado por una peligrosa pandilla, liderada por John Goodman. El villano quiere a Leslie Chow (interpretado por Ken Jeong), el turbio asiático de los dos films anteriores, frente a sus ojos por una deuda de 21 millones de dólares y sabe que el Wolf Pack tiene una estrecha relación con él. Para asegurarse que lo traerán, toman de rehén a Doug.

A partir de ese momento, viene la aventura, la cual los hace ingresar a Tijuana, territorio mexicano. Habrá participación de famosos, haciendo cameos como alguna vez lo hiciera Mike Tyson, en la I y la II. También regresa Heather Graham, la prostituta con que Stu vive un fugaz matrimonio durante la primera cinta de la saga.

“Hangover” ha sido un exitazo. La primera película costó 35 millones de dólares en su producción y en las taquillas se desbandó con 487,9 millones de ganancias, en 2009. La secuela de 2011, en tanto, acumuló 586,8 millones de los verdes, en venta de boletos. ¿Se vendrá un nuevo batatazo?