La ruta a la fama suele ser lenta, cuesta arriba, llena de piedras. Para actores, bandas y cantantes, llamar la atención es vital y las redes sociales son el mejor lugar para hacerlo.

Jess Greenberg va camino a la fama mundial. Fanática de Jimi Hendrix, a sus 18 años acumula admiración, más de 14 mil seguidores en Twitter, miradas y oídos gracias a poderosas razones: canciones populares, una buena y afinada voz, su fiel guitarra, un bello rostro y un generoso escote. La combinación de estas, y es evidente Jess lo sabe, hacen de esta chica inglesa la más reciente perla de Youtube.

Sentada en su silla blanca, mirando con teatralidad a su cámara, graba versiones de cantantes y bandas de todo tipo y estilos. Desde Carly Rae Jempsen y su “Call me maybe” hasta el “Heart-Shaped Box” de Nirvana, pasando por Metallica, Foo Fighters, Red Hot Chili Peppers, Extreme, Cyndi Lauper, por nombrar algunos. Su cuidadosa elección de canciones hace que te puedas topar con ella buscando cualquier a cualquiera de tus artistas favorito.

La fama, es cierto, tiene también sus cosas amargas. Jess debe ¿sufrir? constantes comentarios a sus vídeos tanto en Youtube como en su Fanpage que hacen referencia a su escote, muchos más de los que recibe por la canción que está interpretando. Sin embargo, no es menos cierto que en los últimos vídeos de esta compositora y cantante podemos ver una versión más sexy de una chica que comenzó en su canal de Youtube mostrando apenas su rostro mientras cantaba “You’ve got a friend” de Carole King.

Te dejamos acá con la versión de Jess Greenberg de “Get Lucky”, la-canción-del-verano-estadounidense de Daft Punk y Pharrell Williams.