“¿La gente se está aferrando a sí misma por el hecho de que Robin Williams morirá pronto?”. Ese es el título de una discusión abierta en uno de los foros de IGN, uno de los sitios más relevantes en la industria de los videojuegos. Lo increíble es que fue posteado tres días antes del fallecimiento del actor conocido por películas como “Jumanji” o “El Hombre Bicentenario”.

Varios usuarios recordaron sus clásicos, mientras uno bromeó con la posibilidad de que alguien quería matarlo. Quien abrió la discusión aclaró: “Es viejo y su salud es pobre. Por eso abrí este hilo. No, no planeo matarlo, enfermo, ¿por qué mataría a alguien que amo”. Suena a teoría conspirativa, pero solo fue una coincidencia

Williams, además de sus películas, era un hombre amado en la comunidad gamer. Su lado B tiene múltiples guiños al mundo de las consolas. Era de esos tipos que decía esperar con ansias el lanzamiento de una nueva X-Box y que no por nada bautizó a uno de sus hijos como Cody, en honor al juego “Final Fight”, y a su hija como Zelda, en referencia al clásico de Nintendo.

El clímax de ese amor hacia los videojuegos se resume en este aviso comercial hecho para Nintendo DS, precisamente, junto a su hija Zelda.