Estudiantes de secundaria disfrazados de superhéroes. combatiendo el crimen en las calles y con un lenguaje para sonrojar a la vecina. De eso y un poco más se trata “Kick-Ass 2”, la nueva adaptación fílmica del cómic del mismo nombre y que viene saliendo recién del horno.

La cinta dirigida por Jeff Wadlow intenta repetir la fórmula de la primera entrega, la cual si bien no calentó en cartelera, terminó convirtiéndose en un producto de culto a través de DVDs, Blu-Ray y otros modos de difusión, incluido el pirateo. En esta ocasión, Dave Lizewski / The Kick-Ass (interpretado por Aaron Taylor-Johnson trata de convencer a Mindy Macready / The Hit-Girl (Chloë Grace Moretz) de continuar combatiendo el mal. Sin embargo, ella se refugia en una promesa para no volver a vestir su traje. Por supuesto, hay un hecho que quiebra el juramento y la obliga a retomar las andanzas. Esa bisagra, por cierto, tiene que ver con el villano adolescente de la historia, Chris D’Amico / The Motherfucker  (Christopher Mintz-Plasse).

Establecidos los bandos, y con excepción de algunas escenas profundas y con alma relacionadas con The Hit-Girl, la película entra en una vorágine de ismos e hiperviolencia. En cuanto a los ismos, hay sexismo, racismo y otras manifestaciones pasadas para la punta, pero que quedan medias aguachentas, pues luego de ser pronunciadas siempre aparece otro personaje puntualizando que eso fue sexista o racista.

Lo segundo es más evidente y es lo que llevó a Jim Carrey, quien aparece en la cinta dando vida al Colonel Stars and Stripes, a restarse de la campaña de promoción del film. La decisión del actor vino días después de la terrible y horrorosa tragedia desatada en la escuela primaria de Sandy Hook, y se justificó diciendo que no estaba dispuesto a promover un producto que hacía una apología a la violencia.

Mira aquí el trailer de Kick-Ass 2 y cuéntanos qué opinas.

Sobre El Autor

Volante de contención retirado. De los siete pulmones que tenía, le quedan 1 3/4. No siempre está de acuerdo con lo que dice.