Los rompecabezas son ese tipo de cosas que en el papel suenan aburridas hasta que las piezas llegan a tus manos. En ese momento se vuelven en una adicción que sólo puedes dejar cuando lo completas.

Mi primer rompecabezas lo hice cuando tenía seis años (tenía 500 piezas) y el último hace un par de meses fue un globo terráqueo en 3D, en el que sufrí demasiado con el Pacífico Sur. En el camino he visto varios niveles de dificultad, pero nunca uno como el que nos reúne hoy: este ridículo puzzle de Super Mario.

¿Lo vieron bien? 1.000 piezas y más de la mitad son rojas. Por cierto, el mismo tono de rojo.

Un verdadero despropósito que hizo a varios ventilar su furia a través de redes sociales.

“Nintendo quiere castigarte con este puzzle”

“¿Quién diablos en Nintendo pensó que esto estaba bien?”

Comentarios similares se repiten sobre este puzzle que lleva un par de meses en tiendas del mundo. Sin embargo, pese a lo titánica de la tarea, no faltan los nerds superpoderosos que un día finalmente lo completan, sacan una foto y presumen en internet, como reportó hace un par de días el sitio Mashable.

I used to love puzzles. Never. Again.

“Solía amar los puzzles. Nunca. Otra vez”.

Si sientes que es un buen desafío, el rompecabezas de Super Mario está en tiendas como GameStop por USD 9,99.

¿Cuál es el rompecabezas más difícil que has hecho en la vida? ¿O no haces, porque te basta con los rompecabezas que te lanza la vida?