Lily Pérez, senadora chilena, es fanática de “House of cards” -¿quién no podría serlo?-, la serie ancla de Netflix. Su personaje favorito es Claire Underwood, una mujer llena de ambiciones y que se abre paso en el siempre perverso y machista mundo de la política.

Su gusto por el personaje es en serio. Pérez adora el rol interpretado por la magnífica y eternamente bella Robin Wright. Tanto que ni dudó a la hora de posar “en la piel de Claire” para una producción fotográfica de la Revista Caras, en la que también opina sobre el cochino mundo de quienes “nos representan”.

Ambas tienen poder, ambas son rubias (rubio clarísimo plata irisado ceniza Nº20,21) y ambas tienen lo suyo. La pregunta que queda de todo esto es la siguiente: