El mundo amaneció hoy con un héroe menos del grunge: Scott Weiland (48 años), ex vocalista de los Stone Temple Pilots, fue hallado muerto durante una gira de The Wildabouts, su actual banda.

La noticia fue dada a conocer por su amigo Dave Navarro, en un tuit que luego fue borrado.

“Recién supe que nuestro amigo Scott Weiland ha muerto. Estoy destruido. Pienso en su familia esta noche

Weiland y The Wildabouts fue hallado sin vida por su agente, en el bus de la banda, en Bloomington, Minnesota. Según las versiones oficiales, el deceso se produjo mientras dormía, pero aún no se establecen las causas de este.

Recientemente, Weiland dio una entrevista a “Rolling Stones”, en la que buscaba reinventarse tras sus pasos por los Stone Temple Pilots y Velvet Revolver, además de una serie de problemas relacionados con las drogas, que por mucho tiempo le significaron ser el poster boy de los junkies en el rock.

En 2014, también había dicho que:

“Los demonios del pasado son demonios del pasado”.

La muerte de la voz que inmortalizó temas como “Plush”, “Interstate love song” y “Vasoline”, se suma a la de otros íconos del grunge que quizás dejaron estos pagos demasiado temprano, entre los que se cuentan Layne Staley y Mike Starr de Alice in Chains, Shannon Hoon de Blind Melon y, el inolvidable Kurt Cobain de Nirvana.