Cualquiera que haya ido a un recital de una banda o solista, sabe que hay que llegar temprano para encontrar ubicación y que las horas entre la llegada y el primer acorde se hacen eternas. También sabe que esas horas suelen ser amenizadas a través de los parlantes con cualquier música que no pertenezca a la banda que se presenta.

Lo que no se sabe, porque no siempre sucede, es que una multitud de 65.000 personas vibre tanto con una canción “de relleno” que sean capaces de cantarla a todo pulmón, de pe a pá.

Esto sucedió el pasado 1 de julio de 2017 en el recital de Green Day en Hyde Park, Londres. En medio de la gira “Revolution Radio Tour”, la banda se presentó junto a The Hives, Rancid, The Stranglers y otros grupos en este tradicional recinto.

Antes de salir al escenario, empezó a sonar por los parlantes “Bohemian Rhapsody” de Queen. En ese momento, una multitud de más de 65.000 personas cantó a viva voz el clásico de la banda inglesa, incluyendo la agitación de cabeza y manos previo a que Freddy diga “So you think you can stone me and spit in my eye?

¿El resultado? Para erizarte los pelos.