Injustamente, y a pesar de todo el placer que provoca, la música suele ser un arte ingrato. Hacerse un nombre cuesta sangre, sudor y lágrimas. Hay mucho talento esperando su oportunidad, pero trabaja en otras cosas para poder pagar las cuentas. Las bandas locales necesitan un apoyo que suele ser esquivo.

Por lo mismo, y como una forma de apoyar a las bandas emergentes chilenas, whisky Ballantine’s lanzó Ballantine’s Records, un sello discográfico que se instaló en Santiago para hacer crecer el talento musical del país.

Los planes de este sello van en serio. Además de un sitio web, donde promocionan a las bandas de su catálogo local, remodelaron una casona Logo-Ballantines-Records-Finale implementaron salas de ensayo y un estudio de grabación. Pero no es todo. También construyeron una sala de tocatas junto con un bar para que las bandas puedan tocar en vivo ante su creciente audiencia. El objetivo es que esta sea la plataforma de lanzamiento del talento chileno.

El sello además lanzó dos campañas:

  • #PORLACANCIONOLAFUERZA: Muchas veces, las bandas extranjeras pisan suelo nacional sin oír ni siquiera el nombre de los grupos nacionales. La idea del movimiento #PORLACANCIONOLAFUERZA es incentivar la presencia de conjuntos nacionales emergentes como teloneras de cada músico extranjero que se presente en nuestro país.
  • Crowdfunding: Ballantine’s Records se asoció con Fondeadora, una plataforma de crowdfunding mexicana que funciona bajo el mismo modelo de Kickstarter o Ideame. En este caso, cada creador define el monto que necesita para llevar su proyecto a cabo y una fecha límite para recaudarlo. Cuando el proyecto es financiado al 100% durante el período de campaña, entonces el dinero se le entrega. Sino, el dinero se devuelve a los que colaboraron.

Actualmente, el catálogo nacional de Ballantine’s Records está compuesto actualmente por “Prefiero Fernandez”, “Coffeehouse”, “Dead Christine” y “Rey Choclo”, bandas que ya grabaron sus singles y videos en los estudios del sello y que puedes escuchar en el sitio oficial. ¿Cuál será la próxima? Quizás puede ser la tuya.