No es un buen despertar. Chris Cornell, uno de los héroes del grunge, ha muerto.

La causa de su deceso no ha sido confirmada, pero es impresionante notar la alta mortalidad que rodea al género musical que conquistó los años 90. ¿El dato? cuatro de los cinco líderes del Big Five del grunge ya no están con nosotros: Kurt Cobain (Nirvana), Layne Staley (Alice in Chains), Scott Weiland (Stone Temple Pilots) y ahora Cornell (Soundgarden). Todos con partidas inesperadas y demasiado, demasiado pronto.

El único que queda en pie es Eddie Vedder de Pearl Jam.

LA FENOMENAL VOZ DE CHRIS CORNELL

Soundgarden, Cornell y su maravillosa voz entraron a nuestras vidas a mediados de los 90 con la psicodélica “Black Hole Sun“. Es cierto, la banda comenzó en 1984, pero su éxito masivo solo vendría una década después para entregar un escape y alivio al pop sueco de Ace of Base.

Luego vendrían otros proyectos como la súper banda del grunge, Temple of the Dog, y su colaboración con Tom Morello (Rage Against The Machine) en Audioslave, grupo del cual queda la mítica “Like a Stone”. A ellos también se suman sus empresas solistas y su increíble capacidad para hacer covers acústicos como “Redemption Song” de Bob Marley, “Nothing Compares 2 U” de Prince/(Sinead O’Connor) o, mi favorita, “Billie Jean” de Michael Jackson.

¡Uff! Cómo vamos a extrañar esa voz.